viernes, 30 de mayo de 2008

Tengo una pregunta para usted




Fuente: El País, 29 mayo 2008
Más sobre El Roto

Leer Más

jueves, 29 de mayo de 2008

MUTO a wall-painted animation

Gracias a Walter Kung Fu (y él a Pixel y Dixel), descubro un derroche de imaginación de un tal Blu. Sobran las palabras en este caso porque el dibujo, una animación, es la protagonista.

Ved el vídeo y luego me decís qué os parece.

Que os alimente.


Leer Más

martes, 27 de mayo de 2008

El Casas. Un bar vintage.

Venerado por algunos denostado por otros El Casas es una bodega de barrio de Alcorcón que se convirtió en nuestro centro de reunión social en los 90s. Y digo nuestro porque éramos muchos los que allí nos citábamos y nos encontrábamos para luego continuar nuestro camino. Allí había de todo: los parroquianos a pie de barra; los guapos y las guapas oficiales en primera línea, jugando en otra división; los cronistas sociales que iban a levantar acta; los malotes y su corte de féminas y acólitos siempre en profesión; los fumetas, no sólo los anteriores, escondidos en la oscuridad,.... Al bar sólo se entraba a pedir bebida o a mear. Se bebía afuera, bien apoyado en un coche bien situado en las cercanías, ya fuera al otro lado de la calle, entre los jardines o en la escalera. Era ésa época en la que sabías que las noches de fin de semana siempre se quedaba a las once en El Casas, para tomar unos tercios, unos cubatas a 200 pesetas o bien una botella de whisky en los alrededores. Daba igual porque, por un momento, todo orbitaba alrededor de El Casas. Después de las primeras bromas y chistes con los amigos, ya con las primeras copas tomadas, en cualquier instante aparecía La Timotei, Culo Bonito o Las pelirrojas movilizando las miradas de sus admiradores y rivales.

¿Mi mayor logro allí? Tirar contra el suelo una cornamenta, colgada de la pared, que se enredó en mi bufanda y que en su caída se llevó consigo la copa que acaba de pedir.

Hoy recibí la confirmación de lo que hasta hace poco parecía sólo un rumor: una convocatoria que circulaba por Internet para la reunión de antiguos tertulianos en El Casas, un bar de hombres, que será homenajeado el próximo 6 de Junio de 2008 por sus nostálgicos bebedores.

Leer Más

Que me lo explique alguien, por favor

Atención al tema del super reportaje que publicó ayer El País en la sección de Cultura. El titular reza: Andersen fue a visitar a Dikens y se quedó más de la cuenta. ¿Qué os parece? Y no se queda ahí, en el subtítulo (o como se llame técnicamente) te explica un poco más qué pasó: El autor de 'El patito feo', invitado para unos días, pasó cinco semanas en casa del novelista inglés. ¿Interesante, verdad? Luego viene la noticia que es bien cortita y te cuenta que a Andersen le gustó tanto estar en compañía de Dickens que en vez de unos días se quedó mes y medio y que Dickens se arrepintió. ¡Vaya historia!

No, no dice más. ¡Ah!, esperad, al final en un párrafo el autor del reportaje dice que un anticuario vende un libro de Andersen dedicado por Dickens. La dedicatoria es: Hans Christian Andersen, de su amigo y admirador, Charles Dickens, Londres, julio de 1847. De lo más original y trascendente, ¿a que sí?

¿Menudo notición, eh? Casi me caigo para atrás al saber que Dickens se pillara el disgusto de su vida por culpa del gorrón de Andersen y, joder, quien tuviera dinero para comprar ese libro con esa dedicatoria que nada más leerla se me han puesto los pelos de punta.

Que me lo explique alguien, por favor.

Leer Más

lunes, 26 de mayo de 2008

Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal.



Si queréis saber por qué la nueva película de Indiana Jones es decepcionante, sólo tenéis que ver este vídeo. Con el paso de los años Spielberg ha llegado a la conclusión de que la personalidad de su criatura se limita al sombrero y a la chupa de cuero. ¿Hay que rodar una cuarta parte? Pues compras cincuenta chupas y cincuenta gorros, y punto pelota. Indiana Jones y el reino de la Calavera de Cristal, por tanto, acaba siendo una teletienda de Panama Jack. La única explicación que se me ocurre es que, para compensar por las arrugas de Harrison Ford, a Spielberg no le quedó otra opción que ponerle pantalones recién planchados entre plano y plano. Ni rastro de la socarronería, la cara de susto o el gafe que hicieron de Indi el gran personaje que una vez fue. Debajo de las cincuenta chupas nuevas que el doctor Jones lleva en esta nueva entrega sólo hay un guía para excursiones del Inserso. Por no haber, ni siquiera hay un momento apropiado para que suene el temazo de John Williams. Y encima, el nuevo fichaje es clavadito al cantante de Depeche Mode. Enjoy the silence.

Leer Más

domingo, 25 de mayo de 2008

Dos novelas NYLON

Siempre me sorprende y me gusta encadenar lecturas no siempre parecidas pero con similitudes. A continuación dos viajes existenciales escritos por autores británicos procedentes de familias interraciales, cuyo joven protagonista, en un caso judeochino y en el otro anglopaquistaní, residente de la periferia londinense trata de encontrase a sí mismo. Uno es cazador de autógrafos y el otro se hace actor. En ambos casos, un viaje a Nueva York encaminará sus vidas de vuelta en Londres.

El cazador de autógrafos (2002), de Zaddie Smith
Alex-Li Tandem, marcado por la sombra de su padre, es un joven londinense que a fuerza de coleccionar autógrafos acabo haciéndose profesional de la firma y el detalle. A ritmo de cábala y de porro escapará de su familia, novia y amigos, rabino incluido, para encontrar a su idolatrada Kitty Alexander, grande de Hollywood de los años cincuenta. Fetichismo pop y mucho freak.
No está mal.




El buda de los suburbios (1990), Hanif Kureishi
Karim Amir, adolescente confuso y cínico en mitad de dos culturas clasistas y del conflicto entre su aburrida madre inglesa y su padre paquistaní, autoconvertido en líder espiritual, al que seguirá en su aventura extra matrimonial para dejar la periferia londinense natal y aterrizar en el fascinante centro de la ciudad. Sexo, drogas, teatro en ese Londres desencantado de los 70s que ya no quería ser hippie pero que miraba con recelo a David Bowie y el nacimiento del punk. Me trastornó.


Leer Más

viernes, 23 de mayo de 2008

Subtitular es delito

Desde hace ya algún tiempo, los aficionados a las series extranjeras hemos tenido en wikisubtitles a uno de nuestros mejores aliados. Como su propio nombre indica, wikisubtitles es una wiki dedicada a recopilar y ofrecer subtítulos de prácticamente cualquier serie que se emite o ha emitido, generalmente a una velocidad pasmosa y con una calidad más que aceptable. Como consumidor compulsivo de televisión inglesa y americana, siempre he sentido una profunda admiración por gente como smalleye – administrador de wikisubtitles – o los equipos de Argenteam o Solosubtítulos, gente que dedica gran parte de su tiempo a hacernos la vida más fácil y feliz a los demás sin recibir nada a cambio (altruismo, creo que se llama), que contribuye a construir el espíritu comunitario que se le supone a la Web 2.0. Por lo visto, la gente de la Federación Anti Piratería (FAP) no piensa lo mismo, y ha amenazado al peligrosísimo smalleye – un chaval de 26 años que administra wikisubtitles en su tiempo libre - con acciones legales, obligándole a cerrar la página, esgrimiendo el siguiente argumento: “la modificación de una obra audiovisual es una facultad reservada al titular de los derechos y el subtitulado de una obra supone modificar la naturaleza de la obra” (creo que algún sindrogámico nos podrá iluminar un poco al respecto). Pues vale. Es obvio que la piratería es un auténtico problema para los autores, pero también creo que se trata de un fenómeno imparable y más valdría pensar en cómo adaptar el modelo de negocio a la nueva situación que dedicarse a amenazar a pequeños bloggers o a andar por las verbenas a ver si hay suerte y alguna orquesta toca “Litros de alcohol”, por poner un ejemplo. Porque, a estas alturas, pretender que los fans nos conformemos con ver “Perdidos” casi un año después de su emisión en EEUU, a horarios imposibles e impredecibles, con un cuarto de hora de anuncios por capítulo y con un doblaje que le resta casi todos los matices, es o ser un ingenuo o un tonto de baba. Desde aquí, pues, mi apoyo total a smalleye y similares, y una recomendación: el grandioso post que se ha marcado el gran Hernán Casciari al respecto. El puto amo.

Leer Más

lunes, 19 de mayo de 2008

Dos besos, un abrazo

Cada vez que tengo que saludar a una persona opto por el tradicional apretón de manos para ellos y los intrascendentes dos besos para ellas. Si dicha persona es desconocida mi intención es clara, pues actuaré según lo escrito, pero no siempre tengo tan claro como he de comportarme ante un amigo o conocido, al que no sé si darle dos besos (generalmente nunca los doy ni siquiera a mis amigos de la infancia, salvo excepciones que me avergüenza hacer públicas) o una colleja, estrecharle la mano, abrazar o hacer piruetas con la mano a modo de saludo guay. Con una amiga, la misma incertidumbre: ¿sólo un beso?, ¿un beso más abrazo?, ¿dos (aún a riesgo de quedarte en el segundo con la cara al aire y los labios en posición, y por tanto haciendo el ridículo, como me ha ocurrido en varias ocasiones en los últimos días)?, ¿le doy la mano o un abrazo sentido?


Como soy demasiado convencional seguiré optando, aún a riesgo de parecer poco efusivo, por el apretón de manos para ellos y los dos besos para ellas, con alguna licencia esporádica, tal vez una palmadita en la espalda y abrazar con la mano la cintura femenina, respectivamente.

Leer Más

El Museo del Traje o el planazo

El sábado por la noche, los sindrogámicos Walter Kung Fu, Rfa., n y yo nos fuimos bien maqueados a la fiesta que organizaba el Museo del Traje con motivo de la noche de los museos. ¿Esperar largas colas? ¡No! ¿Ver cuadros, cuadros y más cuadros? ¡No! Porque este museo lleva ya un par de años combinando estupendamente cultura, arte, diseño, música y fiesta en general.

En esta ocasión se trataba de la fiesta de los 60s. Primero paseo por las salas con una guía viendo los diseños de la época, y yo recordando fotos de mi madre de joven. Luego en el jardín gintonics y DJ pinchando música de los Who. Espero que n. nos deje un comentario indicando la música que escuchamos y bailamos imitando a los de las pelis españolas de la época.

Rfa. lo ha resumido muy bien: musicón tremendo, buen rollo en general, modelitos sesenteros estupendos, pero también demasiadas copas y resacón del domingo. Planazo

¿Os lo perdistéis? Pues si queréis que continúe esta iniciativa tan estupenda, os aconsejo que paséis por la página web de los amigos del Museo del Traje , allí os podréis informar y ayudar a la gente que quiere que este estupendo espacio del arte y del diseño nos siga deleitando con momentos como el del pasado sábado. Lo merecen.

Fotos de Paola di Meglio

Leer Más

domingo, 18 de mayo de 2008

Gotas musicales (VI)

Russian Red + Gregor Samsa (Schokoladen, Berlín - 11 de mayo de 2008).

Battles (Maria am Ufer, Berlín - 12 de mayo de 2008).

Aquí llego, con la triple gota prometida. Tres conciertos que me metí para el cuerpo (uno de ellos doble), que llevaba mucho tiempo sin ir a ninguno y eso no puede ser. Al final "todo salió bien", con esto me refería, en la anterior gota, a que conseguí finalmente entrada para el de Russian Red + Gregor Samsa, no se podían comprar anticipadamente pero no tuve problemas para entrar.

Russian Red.
Recuerdo cuando uno de mis consejeros musicales (mis enésimas gracias para ti n.) me comentó: "tienes que escuchar esto". Así lo hice en su MySpace y la primera impresión fue de esas veces que escuchas una música y notas algo especial flotando en el ambiente. Además tengo debilidad por los violonchelos, casi tanto como por los sauces llorones, y las primeras canciones que escuché tenían arreglos con el susodicho instrumento. Así que le dije "esto suena que da gusto". Más tarde mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí que Lourdes Russian Red venía de Madrid, lo cual me descolocó bastante porque por el tipo de música no me esperaba esa procedencia ni mucho menos.

A todo esto mi consejero me dijo: "toca en Berlín en breve, vete a verla que aquí en Madrid es casi imposible". Y así hice. Teloneaba a Gregor Samsa, a quienes no conocía y no sabéis la alegría que fue el hacerlo, primero desde su MySpace y luego en el concierto, pero eso viene después.

Ahora toca hablar del concierto de Russian Red. La sala, pequeñísima pero acogedora (lo de la decoración de los garitos en esta ciudad es increíble), era perfecta para algo tan íntimo: una guitarra, una voz, y una señorita ahí de pie en el escenario, menuda y tímida y tocando la campana*.

*Es mi manera de decir que alguien ha sobrepasado esa línea que convierte algo de grande a altamente especial. En realidad me imagino a un señor en una habitación tocando una campana colgada del techo, de tamaño cabeza digamos, y que sólo puede hacerse sonar cuando lo que estás presenciando/escuchando ha destrozado las puertas de lo grande y alcanzado cotas altas, muy altas.

Fue curioso ver casi enmudecer a la sala por arte y magia de aquella voz. Durante el (corto) concierto tuvo que agradecer al público su respeto y ganas de escuchar (...no quiero ponerme pesado con esto pero muchos ya sabéis el enfado que me entra cuando, y eso pasa habitualmente en Madrid, no hay respeto por el músico porque no hay un mínimo de silencio).

video
Russian Red
Nice Thick Feathers, de su álbum I love your glasses, 2008
(Schokoladen, Berlín - 11 de mayo de 2008).


Gregor Samsa.
Hablando de tocar la campana, si no había tenido suficiente con lo que acababa de presenciar (no, no había tenido suficiente, Russian Red había sido intenso pero corto, demasiado corto) salió a escena Gregor Samsa, el plato fuerte de la noche. Aquí el señor de la campana trabajó a destajo, hizo horas extras, que fueron retribuidas convenientemente. Porque pedazo viaje señores, así da gusto.

Un conglomerado de capas hermosas y bien manejadas, sinfonías hechas a fuego lento, vaivenes pacientes y labrados por orfebres de casco antiguo y tienda pequeña. Dos voces, una femenina, otra masculina, dos teclados, batería, guitarras, bajo, clarinete, violín, marimba, leve electrónica al fondo y uno de esos conciertos en donde cerrar los ojos hacía que uno se sintiera gustosamente pequeño y arropado.

Supongo que sería muy fácil compararlos a Mogwai o Sigur Ros, pero yo creo que aquí hay algo más, algo muy íntimo y con la suficiente fuerza como para separarse de esas dos grandes bandas. Rest (2008), después de Untitled (2002),
27:36 (2003) y 55:12 (2006), suena mucho más ambiental, con una atmósfera más suave y pausada.

Si ves este par de hermosos conciertos en una sala pequeña, pagando siete euros por la entrada, y las cervezas de trigo de medio litro a tres, es para pensar que todavía sigue existiendo algo más que el dinero.

video
Gregor Samsa
Jeroen Van Aken, de su álbum Rest, 2008
(Schokoladen, Berlín - 11 de mayo de 208).


Ya que el vídeo es corto y pobre de calidad ahí va un tema más: Young and Old, de su EP 55:12.




Battles
.
Cita al día siguiente en el Maria, al lado del río Spree. Después del concierto doble que me metí el día anterior no andaba yo con muchas ganas de ver algo tan diferente como Battles. Primero estos y al día siguiente los otros hubiera sido lo perfecto. Y eso lo pagué caro, porque me costó meterme en la descarga adrenalínica que nos cayó encima. Un tema tras otro de estos bestias, ¿que se toman después del concierto?, ¿tres litros de bebida isotónica por cabeza?, porque yo no he visto sudar a unos tipos tanto ahí arriba en tan corto espacio de tiempo (hacía un calor de demonios eso sí). El batería parecía que tocaba como si fuera su último concierto, o su último día en la Tierra, en mi vida he visto astillarse tanto unas baquetas, me hubiera gustado sacar una foto del serrín que tenía que haber entre el bombo y el charles al final del concierto, pero salí tan apabullado de lo que acababa de ver que no me quedaban fuerzas. Quizás un poquito más de contacto de la banda con el público me hubiera hecho no salir con una sensación algo fría. En cualquier caso muy recomendables en directo.

video
Battles
Tij, de su álbum Mirrored, 2007
(Maria am Ufer, Berlín - 12 de mayo de 2008).

Leer Más

miércoles, 14 de mayo de 2008

24 (primera temporada). Nina, it's me.

"Nina, it's me". Con esta sencilla frase se podría resumir toda la primera temporada de 24. Por un lado, aquí está contenida la apabullante personalidad de Jack Bauer como personaje. Este señor no llama y dice "hola, soy Jack", no. Este señor llama y dice: "soy yo". Y punto. No necesitamos saber más, porque ya sabemos todo lo que necesitamos. "Nina, it's me". Podrán contaros que 24 es una serie sobre policías, sobre terroristas, sobre torturas o sobre superhéroes; pero en el fondo, 24 es una serie sobre gente que habla por teléfono. O, para ser más concretos, gente que habla por teléfono con Jack Bauer. Mi amigo n., sabio analista televisivo, me contó que el sonido de los teléfonos de la CTU se le había grabado a fuego en el cerebro. Ti-tu-ti-tuh... "Nina, it's me". Nina y Jack, Jack y Nina, la relación más importante y más determinante de todas las que hay en este día larguísimo. Todo lo que necesitáis recordar sobre la primera temporada de 24 está en estas tres palabras. Pero, por si acaso necesitáis más, he tomado nota de todas las impresiones que los capítulos me han producido. Sólo tenéis que pinchar en "leer más".

00.00
Trama complicada: un hombre de familia sale a trabajar en mitad de la noche para salvar al primer candidato negro a la presidencia. Un avión explota y su hija se va de juerga.

01:00
Un alemán que se ha trasplantado la cara de un fotógrafo dispara a un huevo pensando que es la cabeza del futuro presidente. Jack Bauer le corta el dedo a los muertos. Bueno, no a todos. A su jefe no.

02:00
El hombre que va a ser presidente del gobierno es capaz de detener un bate de beisbol dirigido hacia su cara. Y Jack Bauer es capaz de tirarse a su compañera y luego sospechar de ella. Ya está bien por hoy.

03:00
"¿Qué es tan especial sobre Jack Bauer?", pregunta el malo. Ni idea, pero acabo de convertirle en mi supersantoman. Son las cuatro de la mañana en Los Angeles y todo el mundo en la ciudad está involucrado en una trama misteriosa. ¿Qué pasará cuando amanezca, por Dios?

04:00
Jack Bauer entra en una comisaría, le mete un papel en la boca al hombre más odiado del edificio y luego se va de paseo con él. Los satélites nos espían y la amiga de su hija va a morir.

05:00
Amanece en Los Angeles. Jack Bauer tiene a los malos en la oreja. Su mujer tiene a los malos en el asiento del conductor. Y el futuro presidente negro de Estados Unidos tiene a la familia más embustera del planeta.

06:00
Jack Bauer es el hombre más listo del mundo, porque sabe cuándo hace falta que sus compañeros salgan de paseo con chaleco anti-balas. Amo esta serie, especialmente cuando escucho al malo decir: "te estamos mirando..."

07:00
Jack Bauer se ha sacado a Pepito Grillo de la oreja. En esta serie no muere nadie, pero todos estan siempre a punto de hacerlo. Me gusta mucho cómo se divide la pantalla para contar diferentes acciones.

08:00
Jack Bauer se ha dormido en una caseta de obra. Y lo mismo me ha pasado a mí en mi sofa. Habría que contar las veces que este hombre se cambia de camisa. Y descontar las veces que se escapa de sitios imposibles.

09:00
Maravilloso episodio. La secuencia de los teléfonos cruzados, cuando Jack Bauer habla con su mujer secuestrada y todo el mundo lo escucha, es magistral. Nuevas tramas. Nueva jefa. ¿Qué le duele a la mujer de Jack?

10:00
Voy a contar dos cosas que me gustan de esta serie y dos cosas que no me gustan. No me gusta lo tonta que es la hija de Jack Bauer y que sus compañeros de oficina se pasen el rato consultando carpetas. Pero me encanta que Jack Bauer hable sobre el Gulag y que el candidato a presidente tenga una integridad que quita el hipo.

11:00
Por momentos he creído que estaba viendo El Equipo A, y eso me ha irritado. Pero cada vez que Jack Bauer pestañea porque tiene sueño o pierde la voz porque está dando órdenes en mitad de un tiroteo... ¿quién se acuerda de Hannibal Smith?

12:00
Asombroso. Pasan 12 horas exactas y toda la historia se acaba. ¿Cómo pueden los guionistas atreverse a cortar el chorro de emociones? ¿Qué va a pasar a partir de ahora? Me acuesto.

13:00
Jack Bauer ha comido por primera vez desde que empezó su epopeya. Pero seguro que se le indigesta cuando vea al senador Palmer aparecer. En esta serie, todos los personajes por debajo de 15 años son idiotas.

14:00
Descubro que Jack Bauer es un tipo MUY bajito al mismo tiempo qeu la mujer de Jack Bauer descubre que su marido se la pegó con la compañera de curro. Me aburren los malos que se comportan con ademanes de gangsters chungos.

15:00
Muy fuerte: la novia del asesino descubre que se está tirando a un psicópata. Y la hija de Jack Bauer se cae por un terraplén. Los adolescentes de esta serie son todos imbéciles. Sobre todo el hijo del senador.

16:00
Capítulo muy bien resuelto. Me preocupaba que la serie empezase a volverse vulgar, con todas esas escenas de tensión tan estereotipadas. Pero la secuencia de la chica y el asesino en la habitación del hotel ha sido fabulosa.

17:00
Si Jack Bauer montase un circo, seguro que le crecían los enanos. Empiezo a aburrirme de que todo le salga mal y de que los esquemas se repitan. Tengo sueño. Me voy a dormir.

18:00
Odio profundamente a todos los personajes de menos de 25 años de esta serie. Sólo compensa su imbecilidad la falta de memoria de la mujer de Jack Bauer. Pero aun así, las tramas sentimentaloides me conmueven lo mismo que un cactus. ¡Viva Tony Almeida!

19:00
¡Dennis Hopper ha venido a salvar la serie! Por momentos pensaba que la trama del presidente, con su mujer maquiavélica, era digna de un culebrón cutrísimo. Pero se nota que los guionistas han recibido la inspiración misteriosa de Perdidos: han colocado una escotilla en el guión y... ¡voilá!

20:00
¿Morirá Jack Bauer? ¿Se liará el futuro presidente con su becaria? ¿Qué pasará con la hija del policía más chungo de toda la historia de Los Angeles? Todas estas preguntas hacen que no pueda soportarlo más. Le doy al play otra vez.

21:00
Las tramas se complican hasta la exasperación, como debe de ser. ¡Sólo faltan dos horas para que termine el día más largo de la vida de Jack Bauer! ¡Y hay millones de cabos por atar! No sé si me muero de sueño o de emoción. Lo dejo para mañana.

22:00
En esta serie, lo que se valora es la integridad. Jack es guay porque sigue sus principios. El senador es guay porque sigue sus principios. Pero... ¿y los terroristas? ¿Seguirán siendo ellos guays si siguen sus principios hasta el final?

23:00
Bravo. Bravo. Desenlace inesperado a pesar de lo tópicas que han sido algunas secuencias. Sospecho que el dolor hará de Jack Bauer un bicho malo, malo. Pero no sé si me apetece ver más temporadas.


Leer Más

martes, 13 de mayo de 2008

Tendencias





De toda la vida:fotografías en fuentes

Que existan personas que de manera compulsiva gusten de inmortalizarse con una fuente como decorado es algo a lo que no me llego a acostumbrar. No sólo sirven las fuentes más representativas de la ciudad, por ejemplo en Madrid serían la Cibeles o Neptuno, sino cualquier artificio que expulse un chorro de agua, por insignificante que sea, como las feas fuentes de Sol. Porque, ¿cuántos de vosotros no ha sido solicitado a tomar una fotografía de esas de por favor, que salga la fuente?. La fuente también es reclamo del que actúa en solitario, aquel que nada más divisar un brillo de agua o escuchar un correr de agua se acerca con premura a su presa, saca la cámara, arma el brazo, dispara y se pira. Rápido y certero. Otra fuente para la colección.

Es actual: el bigote

No hay duda. El bigote es cosa de dos. Bien aquel que siempre lo llevó, generalmente perteneciente a otra época, estética o ideológica, o ese otro, moderno, que se lo casca porque es lo que se lleva o porque su músico preferido también se lo dejó crecer . Así que aquello de ¿quién se ha dejado bigote? ha dejado de ser un chiste para convertirse en una cotidianidad. Pero no nos engañemos porque el bigote es para esconder alguna deficiencia, del tipo que sea, sino pensad en personajes con bigote. Tampoco recuerdo a ninguno al que estime especialmente, excepto alguno como Errol Flynn, pero es que aquello del piano fue muy grande. Y el de Groucho Marx era de pega, así que no cuenta

Lo será: demayorquieroserhippie

Devendra Banhart no sólo es un músico exquisito (así a brote pronto Rejoicing in the Hands 2004 o Cripple Crow 2005) y prolífico (8 entregas en 6 años) que ha revolucionado la música folk americana y cuya atenta escucha te hace llegar a parecidos tan dispares como Nick Drake o Caetano Veloso, sino que será aquel que consiga cambiar (ya lo hizo con la música, ahora a todo el mundo le gusta el folk) la moda actual, retirar los pitillo y ropas oscuras al fondo del armario para dar salida al pantalón de campana y otras prendas más floridas. Abandonaremos el look garajero para mudar a otro más colorido. Adiós apreturas. Hola holgura. Lo de Natalie Portman ya sería la guinda.

Leer Más

lunes, 12 de mayo de 2008

El teorema de Almodóvar

Os estaría hablando durante una tarde entera de El Teorema de Almodóvar, una novela que cayó en mis manos tierna como un cervatillo y que se ha convertido en un ejemplar maravillosos, lleno de fuerza, tremendamente poderoso.

¿Qué rostro puede atravesar el tiempo sin convertirse en una máscara?

Si tuviera que describir físicamente a esta novela (¿habéis hecho esto alguna vez?) su imagen sería las de un ciervo rosa en la noche en mitad de una carretera, con los ojos clavados en las luces de un coche que ese acerca peligrosamente hacia él, el corazón latiente, los morros humeantes. Esta imagen daría como sensación dureza, tensión, terror, muerte, dolor.

Una delicadeza basada en el instante, en la virginidad mental, en el hecho de que el otro seguirá siendo un eterno desconocido. Ahí está la fuente de la frescura.

Sin embargo la sensación que me dejó al leerla es totalmente la contraria y se podría definir con palabras como ligereza, espacio, líquido, danza, pensamiento, flotar, números, amor, indefinición, suspensión...

¿Veis? Ya me estoy enrollando y todavía apenas he dejado, como siempre hago, que Antoni Casa Ros, su autor y su propio personaje, se presente de verdad. Esperad, de eso ya hablan los críticos literarios, mejor que nos presente él su mente, cómo piensa:

Una parte de la belleza de una proposición matemática reside en el hecho de que no siempre es posible convertirla en un teorema, es decir, demostrarla como auténtica. Es lo que llamamos “Lo indecible”. Lo indecible es el compañero de la incertidumbre. Cuando mi madre me dio a conocer este misterio, tendría yo quince años, liberó mi pensamiento matemático y después mi pensamiento en general del dogmatismo ligado a la certidumbre. Comencé a ver y a sentir que, en todo, había tantas posibilidades como snapsis en el cerebro, garantizando la fluidez de los datos y su compenetración. Existen unos cien mil millones de sinapsis. Cien mil millones de posibilidades, a veces veo mi rostro como una de esas posibilidades. Es la gran enseñanza que me transmitió mi madre y, sin ella, probablemente no hubiera podido soportar mi soledad. Digamos más sencillamente que ésta hubiera sido estéril.

Y yo ya me callo, si tenéis la oportunidad leedlo, pero si todavía dudáis, aquí tenéis más información y en Las Playas de Siberia un extracto. Espero que os guste.

El teorema de Almodóvar (título original Le théorème d'Almodóvar), Antoni Casas Ros, ed. Seix Barral, 2008.

Leer Más

sábado, 10 de mayo de 2008

Gotas musicales (V)

The Drift.

Instrucciones de uso:

Uso 1 (de 2):
1. Pinche en Leer más.
2. Déle al play, prepárese para el viaje, suba el volumen (si su situación lo permite), cierre los ojos*, sea paciente, el trayecto será largo y emocionante.

*no es un vídeo, sino el audio de una canción (no había manera de encontrar el tema en las páginas que te facilitan la tarea de colgar en tu post la canción que desees, así que esto era el mal menor).

Uso 2 (de 2):
1. Pinche en Leer más, accederá a información del grupo en cuestión y a un batiburrillo de incoherencias supinas, más un vídeo que no es tal sino que hace las veces de audio.
2. La canción dura casi once minutos, el que avisa no es traidor. Uno, que le encantan los temas de diez o más minutos (...creo que voy a hacer una gota especial de canciones cercanas a los veinte minutos, esas son las mejores).
3. Siéntase con la libertad de parar la canción si no le gusta (aunque las diferentes fases que contiene hacen que merezca la pena la escucha completa y del tirón) y/o de mandar al carajo el batiburrillo de incoherencias supinas.
4. No pulse el botón rojo, repito, no pulse el botón rojo. Déle al play. No cierre los ojos y continúe leyendo. Si ha pulsado ya el botón del play (no el rojo), prepárese para el viaje, suba el volumen (si su situación lo permite), sea paciente, el trayecto será largo y emocionante.

video
Lands End, The Drift.
De su álbum Memory Drawings, 2008.


Si ya disfruto de lo lindo con el jazz y el post-rock, aunque nunca he sabido muy bien qué es eso del post-rock, una buena mezcla de las dos (con predominación jazzera) me regocija, me emociona y me reconforta. En realidad las etiquetas (que no me gustan, de ahí que esta palabra siempre aparezca en estas gotas... no me pidas que explique esto, porque la explicación de la propia palabreja que viene a continuación es todavía peor..), las etiquetas digo, son como la fecha de caducidad que se le pone al aceite (porque el aceite no caduca oiga!, virtualmente hablando... vale, sí caduca, pero no es como un bote de tomate solís que lo abres y no dura ni tres días salubre en el frigorífico ...me estoy liando, ni tú ni yo sabemos ahora lo que quiero decir, así que me salgo por la tangente...).

La etiqueta es simplemente, en su acepción benigna, algo para tener una aproximación, crear unas coordenadas aunque haya algo de niebla de por medio y no se vea muy bien el norte, es un mero punto de referencia. Aunque a mi en realidad lo que me gusta es que me digas el nombre del grupo/artista, y luego si tenemos una tienda donde vender discos pues ya le ponemos la dichosa etiqueta. Eso sí, bien podría decir "¡a la mierda con las etiquetas!", pero eso sería demasiado radical y algo punk (anda mira, otra etiqueta... creo que me estoy haciendo la picha un lío, como se dice vulgarmente). Dejémoslo en que mi espíritu es contradictorio, por eso no me gustan las etiquetas, y por eso la palabra "etiqueta" siempre aparece en cada una de las gotas de este serial que por momentos se torna absurdo (es un chiste eso que aparece en cada post, lo de "y otras etiquetas que no entiendo", que no tiene ni la más mínima gracia por cierto... y ahí lo dejamos... tela, esto está más espeso que el salmorejo).

Y toda esta vuelta para decir que el otro día descubrí a una banda que me dejó boquiabierto: The Drift, y su disco Memory Drawings (2008). Música instrumental (ay, cómo me gusta la música instrumental), contrabajo, batería, algo de electrónica, guitarras atmosféricas, trompetas que parecen alargarse y lamentarse y alegrarse, que pasan ante nuestros ojos y se alejan junto al eco del todo, y que nos difuminan nombres en una pizarra tales como odiseas, jazz, olas, ambientes, Méjico (sí, no sé, a mi me suena), ruido, horizontes, soledades, fascinaciones, excitamientos, desórdenes de lo ordenado, maletas de viajes en carreteras perdidas y desiertas, árboles que miran con ojos abiertos, destellos de sol, viejos muebles con la vejez desterrada por el uso nuevo y constante porque aquí no se tira nada sino que se recicla o se usa de nuevo y/o de otra manera y si se ha roto lo arreglamos y... ¿eh?, ah vale, ya paro.

Sólo decir que este delicioso y emocionante Memory Drawings (2008) es el segundo álbum de esta banda de San Francisco, el primero fue Noumena (2005). Y un detalle en esta gota, para mi mala suerte: nada más escucharlos me dije "voy a ver si están de gira"... en santo momento lo miré, justo el día anterior habían tocado en Berlín... eso no se hace hombre, el día anterior no, dos-tres semanas lo habría podido soportar, pero el día anterior... ¡nooooooo! Scheiβe.

Larga vida a The Drift.


Apunte final: Siento haberme saltado la periodicidad semanal del tratamiento de las gotas pero he tenido unas semanas un poco revueltas, en contrapartida os voy a dar la próxima gota, si todo sale bien (y ya entenderéis lo de "si todo sale bien"), en partida triple, porque vosotros lo valéis, oigan.

Leer Más

viernes, 9 de mayo de 2008

Belleza y/o poder

El miércoles pasado, con el ruido de fondo de la lluvia, de los goles y de las 3000 promociones que sólo Tele 5 es capaz de meter en un partido de fútbol, Anadja lanzó una pregunta al sector masculino sindrogámico que nos tuvo discutiendo un buen rato. La pregunta venía a ser: ¿qué os impone más, una mujer guapa o una mujer brillante? Entre argumentos que recordaban a cierta escena de Beautiful Girls y discusiones varias sobre definiciones y escalas de brillantez, no pude evitar acordarme de un hecho que ya me había llamado la atención: este mes, una revista tan seria y tantas veces tachada de pedante como Rockdelux dedica su portada a la omnipresente Scarlett Johansson. Como prejuzgar es de débiles de espíritu, llevo un par de días escuchando “Anywhere I lay my head” e intentando formarme una opinión libre de prejuicios antes de mandar el disco a la cubeta de “caprichos de niña mona”, cubeta de la que ya tuve que sacar el primer disco de la actual primera dama de Francia (también portada de Rockdelux hace algunos meses, por cierto) tras miles de escuchas gozosas. Al final, ni fu ni fa. Contar con gente de TV on the radio o con el mismísimo David Bowie garantiza un mínimo de calidad, pero musicalmente hay pocas cosas que no hayamos oído ya mil veces, por ejemplo en algún disco de Marlango (¡toma asociación fácil!). Además, oyéndolo no he podido evitar acordarme de uno de los discos que más estoy disfrutando este año y que no ha tenido la suerte de salir en ninguna portada: el precioso “Devotion”, de Beach House. Y qué demonios, que llevaba ya tiempo intentando encontrar una excusa para colar el vídeo de la maravillosa "Gila", así que ahí va. Feliz fin de semana.



Leer Más

Blondie: Heart of Glass

Me encantan las poses, y la de Deborah Harry, tan cámara aquí estoy, mucho.

Escuchad esta canción antes de salir esta noche, solo así conseguiréis ser lo suficientemente malos como para pasároslo bien.

Buen fin de semana a todos.





Leer Más

miércoles, 7 de mayo de 2008

El paseillo

Hay quien espera con entusiasmo contemplar un eclipse o la coincidencia de unas ferias de arte contemporáneo como las del verano pasado o que su grupo favorito toque en directo en su ciudad, pero entre tanto acto extraordinario ¿hay algo más grande para un madridista que ver a su equipo homenajeado por el eterno rival? Más allá de la consecución de la presente liga, hay que festejar que el F.C. Barcelona le hará el pasillo de honor al Real Madrid en el Santiago Bernabéu hoy miércoles día 7 de mayo de 2008 .



El domingo pasado supe de este acontecimiento y desde entonces no me deja de impresionar dada la magnitud de la rivalidad histórica, más allá de lo meramente deportivo, entre estos dos equipos. En una de las pocas conversaciones gmail que hemos tenido a la vuelta del puente se trató sobre ello, incluso una de las participantes, ferviente seguidora del Barca, se ha ofrecido amablemente a imitar a los jugadores del club de sus amores para hacernos el paseillo a los simpatizantes del Madrid. Un acto digno de imitar. ¿Algún culé más se anima?

Leer Más

lunes, 5 de mayo de 2008

Bares de hombres

>Hoy es lunes, siento remarcároslo pero es lo que hay, sólo espero que hayáis pasado un buen puente. Yo siento que el mío ha sido especial, ¿que qué he hecho? Flotar. Pero, claro, los lunes tiene la habilidad de darte un mamporrazo contra el suelo de la rutina y hoy la fuerza de la costumbre me pesa como una losa…

En fin, qué os voy a contar. El caso es que entre mis costumbres laborales que se han puesto en marcha hoy tras los días de fiesta está la de comer fuera, en bares, y entre ellos suelo concurrir los que yo llamo “bares de hombres”. No, no son bares de gays, sino todo lo contrario. Ese término lo acuñó en origen mi jefa, a la que le encantan, porque una de las cosas que caracterizan a estos sitios es que su “clientela es habitual” y los camareros “de toda la vida” nada más entrar por la puerta ya te ponen “lo de siempre”, y eso lo adora porque “es como estar en casa”. En estos bares a veces he llegado a ser la única mujer comiendo de entre unos ¿veinte hombres?, sin exagerar. Como os lo cuento, pero eso sí, son de lo más caballeroso, al menos mientras te tengan delante, porque una vez te das la vuelta para salir por la puerta todos te hacen un repaso visual pero que bien. Las conversaciones que mantienen los concurrentes no salen de comentar el último partido de fútbol, que otra vez ni tres en la primitiva, que el otro día un tío se pasó cuatro horas en la tragaperras, etc. El humo de algún puro suele envolver el ambiente y cientos de servilletas usadas y huesos de aceituna el suelo entero.

Y a vosotros ¿os gustan los bares de hombres?

Leer Más