domingo, 25 de mayo de 2008

Dos novelas NYLON

Siempre me sorprende y me gusta encadenar lecturas no siempre parecidas pero con similitudes. A continuación dos viajes existenciales escritos por autores británicos procedentes de familias interraciales, cuyo joven protagonista, en un caso judeochino y en el otro anglopaquistaní, residente de la periferia londinense trata de encontrase a sí mismo. Uno es cazador de autógrafos y el otro se hace actor. En ambos casos, un viaje a Nueva York encaminará sus vidas de vuelta en Londres.

El cazador de autógrafos (2002), de Zaddie Smith
Alex-Li Tandem, marcado por la sombra de su padre, es un joven londinense que a fuerza de coleccionar autógrafos acabo haciéndose profesional de la firma y el detalle. A ritmo de cábala y de porro escapará de su familia, novia y amigos, rabino incluido, para encontrar a su idolatrada Kitty Alexander, grande de Hollywood de los años cincuenta. Fetichismo pop y mucho freak.
No está mal.




El buda de los suburbios (1990), Hanif Kureishi
Karim Amir, adolescente confuso y cínico en mitad de dos culturas clasistas y del conflicto entre su aburrida madre inglesa y su padre paquistaní, autoconvertido en líder espiritual, al que seguirá en su aventura extra matrimonial para dejar la periferia londinense natal y aterrizar en el fascinante centro de la ciudad. Sexo, drogas, teatro en ese Londres desencantado de los 70s que ya no quería ser hippie pero que miraba con recelo a David Bowie y el nacimiento del punk. Me trastornó.


4 comentarios:

Rfa. dijo...

No puedo decir nada sobre tus lecturas, querido Walter Kung Fu, salvo que me da muchísima envidia que tengas tiempo para leer. Tomo nota de las sugerencias.
Lo que sí que puedo hacer es continuar esta cadena de libros sobre viajes existenciales escritos por autores que proceden de familias interraciales. Mi aportación a la cadena es Emigrantes, de Shaun Tan, un chino que creció en Australia. Quien quiera saber más, puede leer lo que publiqué hace un tiempo aquí, en mitte.

NáN dijo...

Has dado en dos de mis autores preferidos. Ese es el segundo libro de Zaddie y, en mi opinión, el más flojo. La capacidad de vértigo de esta chica bajó puntos cuando quiso abordar la cultura juvenil. Es un libro muy interesante, pero no tiene comparación con Dientes blancos, lo mejor del tema interracial que he leído (y esta chica sabe de eso). Después, de nuevo lo interracial con unos toques perversos del mundo de la cultura, en Sobre la belleza. Hay un personaje patético que L, cuando por fin accedió a mis ruegos y se lo leyó, alborozada, me leía extractos diciendo "pero si eres tú, le pasa lo mismo que a ti". (Sin comentarios).

El de Hanif, acuerdo absoluto. Es el amo de ese mundo. Mira que me gustaron las primeras novelas de su compañero Martin Amis (la visión de un pijo rico del mundo prepunki del que disfrutaba), pero Hanif es como de aquí a Lima comparado con Martin.

¡Qué buena pareja, amigo Walter!

(Rfa., para leer algo más hay que ver menos series... y digo eso a pesar de que ayer me han regalado la primera temporada de los Soprano y este finde no estaré para otra cosa).

Magapola dijo...

Del Buda de los suburbios me hablaste hace unos días y ya me entraron gans de leerlo, así que te lo pediré pronto :)

n. dijo...

Yo de Zadie Smith sólo me he leído "Dientes blancos", y creo recordar que en su momento me gustó bastante. "El buda de los suburbios", vi la película hace años cuando se estrenó y no me acuerdo de nada, pero me acabas de dar curiosidad por el libro. Además, no sé porqué, tiendo a agrupar en una misma unidad de pensamiento estos dos libros y "El dios de las pequeñas cosas", pero no sabría si recomendártelo. Hablaré con gente que lo ha leído...