viernes, 14 de noviembre de 2008

Dreamin'


Hay momentos que se te agolpan, no estaban planeados de esa manera y acaban unos encima de otros. Pensaba haberme ido a casa de mi madre a comer después de la charla sobre Calidad, pero las ganas de hablar con gente del curro para desahogarme de las pequeñas impertinencias que colman los días laborables me hace quedarme a tomarme una caña. Y son dos y son tres. Y te despides un podo con ganas de más, pero es que ya es tarde y llegas justo para recoger en un taper las lentejas y sin haberte tomado ese café tranquilamente porque además tienes que hacer la compra en el super: esta noche quieres, y mucho, quedar bien. Y es entonces cuando después de pensar que tengo que poner una lavadora nada más llegar a casa, dejo la carne picada, los pimientos y la mouse en el maletero del coche, arranco y se enciende la radio automáticamente en Radio3. La voz del lacónico Juan de Pablos se escucha justo en el momento en que dice, solemne como sólo él sabe, que existe una canción que nunca se cansará de escuchar: California dreamin'. Entonces permito a mi cabeza, sólo por un instante, que abandona la realidad. Ya estoy mejor.

11 comentarios:

Avan dijo...

La primera vez que recibí una de esas charlas de Calidad tuve sentimientos contradictorios, no tenía del todo claro quién se sentía más idiot; si yo y mis compañeros por estar escuchando patochadas durante una hora...o el recurso humano que las estaba soltando.

nán dijo...

Este miércoles, en un curso sobre un sistema, me dormí, os lo juro, la cabeza se me cayó y de un trallazo la levanté y abrí los ojos. Para colmo, por una vez me había sentado en la primera fila.

Pero a lo que íbamos, estoy de acuerdo con Juan de Pablos. No recuerdo una sola vez que haya sonado esa canción en la radio y haya cambiado de emisora o haya dejado de escucharla hasta el final. Me produce siempre una subida del estado de ánimo.

Pero la emparejo con otra del mismo grupo, que me deja siempre melancólico: Mamá Kas cantando Dream a little dream of me.

LAPOR dijo...

Juan de Pablos es el mejor!!!!!! durante mucho tiempo -cuando más le escuchaba- no quise buscar ni que me enseñasen una foto suya, era una especie de amor platónico... Pero seguro que tmb va de acá para allá, coge y deja tupper wares, come ráoido o y tiene días malos. Increíble pero ciero que un tipo con esa voz y esa melomanía tenga una vida normal. besos
*y viva el cañeo

Rfa. dijo...

El rock & roll se volvió un poco más triste cuando lo recluyeron en garitos hediondos y lo separaron de la orilla de la playa. Esta mañana he madrugado para ver High School Musical en la tele, y me lo he pasado pipa con el último baile de la peli, All for one. Me ha recordado a las Pippettes, que con tanto jolgorio trajo n. a nuestras vidas.

Kay dijo...

Qué familiar me resulta todo esto, fíjate hasta la canción...la he escuchado esta misma tarde dos veces, qué curioso.

carmen moreno dijo...

Un día. Entre cañas. O vinos que rejuvenecen. Y las lágrimas de tequila, venga.

Walter Kung Fu dijo...

A mi siempre me pone triste.

Hans dijo...

A mí California Dreaming también me pone triste, la verdad. No deja de obedecer a razones objetivas (es una canción en tono menor) pero hay también una trastienda perfectamente subjetiva, que en este momento no soy capaz de analizar.
Por supuesto, Juan de Pablos es lo mejor.
Sin embargo, no acabo de ver que el rock'n roll se desenvuelva mejor en ámbitos luminosos, al menos no como norma.
Eso sí, lo de HSM es plenamente letal. Cómo se nota que no tienes una hija de once años...

La Nena dijo...

¿Has dejado carne picada en el maletero de un coche? Qué barbaridad...

Anadja dijo...

Es parte de la banda sonora de mi infancia, y quizá por eso me pone melancólica, como a Walter. También me evoca el verano, porque la escuchábamos en el coche en los interminables viajes a la playa ( esa es mi trastienda subjetiva, Hans)

LA DESGRACIÁ dijo...

¡¡Cómo me ponen las mujeres apañadas!! Y más aún apañar a las mmujeres, pero dejémoslo así. xDDD

besus