miércoles, 1 de octubre de 2008

¿Es que ya no es sexy o qué?

¿Es que ya no es sexy o qué?

El tacón, señores, ¡el tacón! ¿Pero dónde está? ¿Lo han visto ustedes por ahí? Por favor, miren debajo de sus mesas, en sus armarios, en los estantes de la cocina, ¡hay que encontrarlo como sea!

Y es que si la señora Beckham pone de moda estos... sin nombre, daré por perdido todo resto de glamour en este mundo.

Oda al tacón, ¿quién se atreve?

Actualización 02/10/2008: ¡Corred, leed los comentarios, ya hay gente que se ha animado!

15 comentarios:

Rfa. dijo...

ODA AL TACÓN
Es el tacón, idiota, es el tacón.
Magapola tenía razón.
Estira la pierna sin palmar
porque es la forma de gustar.
(De-gustar-me).
Mira como rimo con mi gemelo tieso.
Anda, mírame andar
sé que te va a gustar.
De aguja. De plataforma.
De cualquier forma.
Fernando Esteso y Duval, Norma.
Tacón, tacón.
Toc-toc, abre ya
(que no soy lejano,
que estoy aquí,
y vengo para ti).
Gemelos tiesos, tiesos hermanos,
igual en invierno que en verano.
Es el tacón, idiota, es el tacón.
Mira cómo bailo esta canción.

Kika... dijo...

bravo!

(y eso que no me los pongo mucho, motivos de altura, ya ves)

besitos, Magapola!
K

Magapola dijo...

¡Oooooh!
¡Plas-plas-plas-plas-plas-!

Walter Kung Fu dijo...

Soy fetichista, me gusta el tacón, me pone el tacón.

Rfa., ya sabía yo que acabaría saliendo el Chikilicuatre que llevas dentro.

Señor-INA dijo...

dios... que horror... yo desde que soy adicta a sexo en nueva york (que no al sexo en nueva york, aunque podria ser adicta tb) me he hecho una amante de los zapatos de tacón... y aunque no aguanto con ellos mas de 3 horas de pie... poco a poco lo voy consiguiendo... alguno que otro tengo... fuera la beckammmm ha perdido el glamour qe no tenia!

NáN dijo...

zapatos de ta ¡con, con, cón!

hacen las piernas lar ¡gas, gas, gás!

me vuelven un mi ¡ron, ron, rón!

si arriba hay minifal ¡da, da, dá!

Magapola dijo...

¡¡Jojojo!!
¡¡Estupendo!!

La Nena dijo...

Lo que más me gusta de los zapatos de tacón es que las chicas que los llevan, al estar más lejos del suelo, tienen más posibilidades de partirse la crisma si se caen.
El tacón está muy bien para las que viajan en taxi,tienen chofer y están todo el día con el culo en una silla.Yo la verdad, haciendo todos los días los 10.000 metros lisos creo que no me irían muy bien.Me los pongo con ropa interior sugerente siempre y cuando el amante de turno se lo merezca.Por cierto, o rojos o negros de charol para esta ocasión...

Jei dijo...

flipo con el post, pero con los comentaristas poetas tb ;)

Walter Kung Fu dijo...

Los tacones también son un arma arrojadiza. Pudimos comprobarlo ayer a la salida del cine cuando una chica tuvo una caída ralentizada durante unos segundos hasta que acabó estampada contra unos contenedores. Cuando se levantó, con admirable dignidad, se autojustificó diciendo "se me enganchó el tacón". Y sensibles a la película que acabábamos de ver, Tropic Thuder, hubiéramos esperado que se levantara con los brazos en cruz, a lo Ben Stiller.

Farera dijo...

Desdeluego sería una buena solución a mi problema con los zapatos, solo puedo llevarlos planos y me duele profundamente porque el tacón para una ocasión especial resulta más elegante.. asi que nada, ahora si que puedo decir q puedo llevar botas sin tacón... siempre que sean como estas!

June Fernández dijo...

Estoy de acuerdo con Jei; molan más los comentarios que el propio post. A mí los tacones de aguja me gustan más para mirar que para usar. Me recreo mucho con los de Carrie en Sexo en Nueva York. La última vez que pasé más de dos horas con tacón de aguja me arrepentí durante semanas. Respecto a esas botas sin tacón, me han recordado a las de una drag queen con la que flipé (tanto con ella como con sus botas) cuando era adolescente...

Alis dijo...

Pues a mí los tacones me parecen de idiotas, tas-tas
que se quieren romper las espaldas, das-das.
En pocos años tendrán escoliosis, sis-sis
y ya habrán dejado de ser sexys, sis-sis.

Además, añadiría que no veo cuál es el atractivo de una chica con la que no puedes pasear por un parque (hay barro y me clavo los tacones), ni correr cuando se te escapa el bus (me puedo enganchar el tacón y caerme), ni andar más de 10 minutos tranquilamente (¿falta muchooo?). Esa chica, lo que es, es un coñazo.

Anadja dijo...

¡Ja,ja,ja,ja,ja!
¡que alguien escriba una entrada sobre lencería fina!
Visto lo que el tacón ha sugerido por estos pagos, je, je, je...
¡Tres hurras por los poetas del tacón!

A mí no me gustan los tacones altos y veo absurdo ir incómoda.
Pero lo que sí me cautiva es el ruido que hacen al andar. Me recuerda a la infancia, al eco de mi madre caminando por el pasillo de casa...

Magapola dijo...

¿No os recuerdan a unas pezuñas?