jueves, 20 de septiembre de 2007

Esquire llega a España, en castellano

Aunque esta revista está dirigida a hombres en masculino (no hombre como genérico de persona), yo, una mujer hecha y derecha me la he comprado. ¿Por qué? Pues porque Esquire se lanza en castellano de forma diferente a la típica revista para hombres. De hecho, como dice Andrés Rodríguez, su director, seguramente no vendan tanto porque no lleven a una supertiabuena en la portada (concretamente menciona a Elsa Pataky, vuestra ganadora). Pero bueno, ya han ganado una lectora y, al fin y al cabo, en las revistas para mujeres también salen chicas sexys… Ya estamos acostumbradas.

Me ha costado solo dos eurillos de nada y lleva en la portada al mismísimo Woody Allen, para mí uno de los personajes más divertidos del momento. Estoy ansiosa por echarle un vistazo. Os propongo hacer lo mismo y comentarlo aquí, en Sindrogámico.

17 comentarios:

nán dijo...

El momento divertido de Woody Allen dura ya sus buenos 30 años.
En cuanto salga la compro.

Gracias!

sintomático dijo...

La verdad es que tiene buena pinta. La revista ya tiene su tránsito en los Estados Unidos, y en sus páginas han publicado algunos de los escritores que más me gustan. Precisamente que no apele a la tía buena en portada ya dice bastante, pero a ver cómo llevan la franquicia los editores españoles. Interesante que lancen ahora esto, justo cuando parece que el papel está en declive. Quien apuesta por prensa para leer (versión hard, ojo) siempre merece mi respeto.

¡Gracias por el aviso!

Rfa. dijo...

A mí los de Esquire me caen gordos. Y no porque a su parto le sobren 150 páginas de anuncios. Más bien porque me parecen unos pretenciosos. Leo la editorial de Andrés Rodríguez (séptima página, después de un despliegue de publicidad que te hace preguntarte si no te habrás comprado un catálogo de tienda pija en lugar de una revista), y me encuentro con la siguiente afirmación: "creemos en una revista de cintura para arriba". Uf. ¿Se puede ser más repelente? Sí, señores, sí se puede. Se puede ser más repelente. Cuando uno bucea entre los contenidos del número uno, se encuentra con que, el Man at his best que pretenden crear estos pseudo-intelectuales es un pijazo de business class que, en lugar de hacerse pajas, se gasta la pasta en corbatas y gomina para el pelo. Pero claro, ¿qué se podía esperar de unos tiparracos que a estas alturas de la película confunden Woody Allen con inteligencia? No sólo es mentira, sino que también es desafortunado. Precisamente Woody Allen se ha nutrido muchas veces de esa parte del cuerpo que ellos denostan, la que hay "de cintura para abajo", para hacer grandes películas.
Y hablando de películas: menuda sección de cine chorra que se han currado. Llena de spoilers y comentarios para descerebrados. ¿De verdad pretenden que me la tome en serio? Hay mucha más sabiduría en mis 2 crónicas de La jungla 4.0, ésta, y ésta, que en toda la página que Esquire le dedica.
Si tengo que quedarme con algo, escojo las fotografías de salpicaderos de coches cubanos y el reportaje gráfico de Mayak, una ciudad radioactiva de Rusia. Y, aunque no los he leído, me atraen mucho el artículo de Corto Maltés y la autoentrevista de Halle Berry.
En cualquier caso, prefiero mil millones de veces otras revistas como FHM o El Jueves, que parten de una verdad irrefutable y la exploran en todas direcciones: hasta el tipo más listo se hace pajas de vez en cuando. O, ya puestos a ver anuncios, la revista gratuita de Easyjet. Por lo menos tiene colores alegres.

Magapola dijo...

Nán, ya te la puedes comprar, ¡ayer salió en los kioscos!

Rfa., yo también me he quedado decepcionada por lo de que esté llena de publicidad, prácticamente todas las páginas de la derecha son publicidad. Sin embargo, me parece que la apuesta que hacen por no da cuerpos de mujeres despampanantes y simplemente sacar a personas interesantes que si tienen un cuerpo total bien y si no pues no, me parece respetable y hasta necesario, sobre todo teniendo en cuenta que para ver a ese tipo de tías hay millones de revistas en el mercado, de tíos y de tías. No trata de dar al público lo que quiere, sino de mostrar y tratar de convencer a ese público de que también le puede gustar otras cosas, lo que ellos hacen. Si lo consiguen es maravilloso, ¿no te parece?

La asociación Allen e inteligencia, ¿por qué no?, ¿te parece tonto (Woody)? Por lo menos no le llaman “genio”.

Rfa. dijo...

Tengo en este momento un ejemplar de FHM en una mano y uno de Esquire en la otra. Voy a comparar contenidos, para que cada uno se haga su propia idea.
SECCIÓN CRÍTICAS: En FHM ocupa 8 páginas y habla de todo: videojuegos, cine, discos, DVD's (Little Britain), Webs, televisión y preservativos.
En Esquire hay 14 páginas, y 13 tienen una cara con publicidad. Hablan de cine, de música, de "mundo urbanita", de libros (con cuatro líneas para cada reseña) y de cómic. Pero ojo, que hay truco: dos de las secciones son un reportaje. Y ninguna mención a los condones.
Perfiles: En FHM hablan de Andrés Palop (portero del Sevilla), Robert Rodríguez y el General Noriega, además de un montón de simpáticas muchachitas como Virginie, Jenny McCarthy, Vanesa Romero y Siobhan.
En Esquire se dedican a Woody Allen (2 artículos), Eduardo Punset, Iggy Pop, James Gandolfini, Cesc Fábregas (futbolista), los compañeros de Leonor Watling en Marlango, Murakami y Naveen Andrews, el Sayid de Perdidos. Además de la autoentrevista a Halle Berry, que sale en bragas y sujetador.
Reportajes: En FHM hay un especial sobre hombres que han sido víctimas de sus propios inventos para masturbarse digno de pulitzer. Hacía tiempo que no leía algo tan divertido. Ah, y también hay otro sobre las mayores cagadas de la Selección Española de fútbol.
En Esquire, lo que tenemos es un reportaje sobre gente a la que, si eres rico, puedes pagar para que te ayude a pasar fases en el Warcraft, un videojuego on line. Y, como ya conté antes, otro sobre una ciudad rusa muy contaminada.
Sección Business Class: Por desgracia, la revista FHM no cuenta con esta fascinante sección de Esquire, donde entrevistan al ejecutivo del mes, donde hablan sobre "el woodstock de los capitalistas" (uf, decir cosas así debería estar penado) y donde terminan con un especial sobre "tendencias urbanas y de negocio que todo buen ejecutivo debe conocer" (una página).

Magapola dijo...

Vale, Rfa., lo que saco en claro es que Esquire no habla de condones y muchachitas, vale, sí, ¿y? Por otro lado te habla de gente y de ámbitos que de otra manera no conocerías y que pueden referirse a tu jefe, al que te cruzas en los pasillos, etc., al que cena tu lado en un restaurante o se sienta contigo en la butaca del cine. Y Rfa., todos ganamos dinero, loq UE nos hace ser hombres y mujeres de negocios, a nuestro nivel, pero los trucos valen para todas las situaciones: “No inviertas en negocios que no entiendes”.

Por cierto, en perfiles se te ha olvidado el “check in” de Lidia Navarro, que en la foto sale total (sin pinta de muchachita ni escotada).

¿Te gusta más FHM? Perfecto. ¿No te gusta nada de Esquire? No me lo creo, en serio.

A ver, ¿nadie más la tiene a mano?

d. dijo...

Yo lo siento, Maga, pero no la tengo a mano. Pero me acuerdo de una cosa que me pasó en un avión (no sé si de Easyjet) que creo que viene al caso.
Lo que sucedió es que a mi lado tenía sentados tenía a una especie de hooligan de unos 20 tacos con quien podría ser su padre (iban muy a juego). El chaval llevaba entre las manos la revista Maxim, que yo alineo en el equipo de FHM. A cada página que pasaba, plagadas muchas de muchachitas relucientes de esas, el tío pegaba cada suspiro preorgásmico que yo me quedaba alucinado. Luego se la pasó al papi, que antes había leído un indigesto "tabloide", de esos en los que se polemiza a lo salvaje para atrofiar cerebros y seguir haciendo dinero a costa de esa atrofia. Tanta testosterona junta de veras que daba pena.
Así que mira, yo creo que revistas "de cintura para abajo tenemos ya unas cuantas". Por eso de la paridad, igual es bueno dejar que entren al terreno de juego sus rivales (no necesariamente Esquire). Probablemente Cahiers du cinema es una revista (por utilizar una formulación más adecuada) intelectual. Y creo que a todos nos viene bien que se publique. No se trata de volverse pedante, pero creo que tampoco de reirle las gracias al que la dice más gorda, se llame FHM o se llame el Jueves.

Rfa. dijo...

Que nadie se confunda, que yo no he dicho que me guste más FHM. Tan sólo valoro su honestidad y su falta de pretensiones. Lo que he querido decir desde el principio es que el rollo de Esquire me parece súper esnob y súper repelente, y que su profundidad, más allá de lo que ellos proclamen, es casi igual a la de aquellas revistas de las que, rasgándose las vestiduras, dicen alejarse. Intuyo que te han engañado con esa fantástica campaña de "somos la revista para la gente lista". Como muy bien dice d., las revistas para gente lista no proclaman a los cuatro vientos que lo sean.
Además: no olvidemos, querida Magapola, que sobre la conciencia del tal Andrés Rodríguez pesa todavía el haber adaptado al mercado español la Rolling Stone, pecado mortal que podría ser descrito como la más escandalosa frivolización periodística que se recuerda en este país. No obstante, probablemente todavía haya gente por ahí que siga tragándose ese bulo de que la Rolling Stone es la mejor revista de música de España.

Walter Kung Fu dijo...

El sábado compré la revista en cuestión y después de un primer vistazo, me quedé igual. Demasiada publicidad, pocos contenidos y mucho papel para este primer lanzamiento de Esquire. Por 2 euros podría comprarla, por más dinero no.

Para aquellos que estéis tan interesados en las revistas, una propuesta que revisa diferentes publicaciones surgidas en los 80s.

http://www.mcu.es/novedades/novedadesLunaMadrid.html

Dr Infarto dijo...

La Rolling Stone es horrible.

Anónimo dijo...

De woody Allen lo sabemos todo, personaje sin interes, demasiado mediatizado.
De FHM, me encanta, soy mujer de 36 años, una de las revistas más divertidas del quiosco.
De Squire, a parte de su diseño que es realmente bueno, una castaña para pijos que se creen que innovan en algo.
Y del que dice que es más listo por que no usa el cuerpo de cintura para bajo, sinceramente, follas poco y mal.

Rfa. dijo...

Je, je, je. Me encanta lo que dices, y me encanta que lo hayas dicho aquí. Hacía falta un punto de vista como el tuyo.

maripuri dijo...

Rfa totalmente de acuerdo contigo. La has clavao. Son unos snobs.
Pero reconozco que las fotos molan y que la revista huele bien.

Las secciones de pelucos Rolex gigantescos y las de los puros dan risa. Y la de ejecutivo del mes ni te cuento. Pero bueno.
Luego te cuelan un reportaje de un modelo en calzoncillos que ni los del Zero.
Pero ojo, el esquire no es pa gays. No. Es para hombres inteligentes oiga.
Y ricachones.

Magapola dijo...

Pues fíjate, maripuri, creo que a un gay le gusta más una revista donde no salga tanta tía a lo sexy y más una donde abunden los tíos estéticamente bien fotografiados, y si hay anuncios de buenorros en calzoncillos no te cuento el escándalo... De hecho, en EE.UU. un indice alto de los seguidores de esta revista son gays. ¿Cómo ser gay y que no se note? Compra Esquire.

maripuri dijo...

Trataba de ser irónica en mi comentario.

A propósito, estos del esquire son tontos. En lugar de hacer un buen reportaje retrospectivo sobre Michael Jackson en el número de septiembre va y ni lo nombran.
Con eso hubieran atraído mucho público.
Pero hace falta ser pardillos.

Conste que la revista no me desagrada del todo. Se pasan de pedantes un poco y de esnobs, pero bueno. Peor es el Vogue España, o la Elle, que dan asco últimamente.

Magapola dijo...

Cuánto amor/odio crea el snobismo...

NáN dijo...

A veces, hasta se pasan y llegan a snoabismo.