lunes, 3 de enero de 2011

Los motivos

Han publicado un artículo en El País con las respuestas de una serie de autores más o menos conocidos por todos a la pregunta de ¿por qué escribes? La mayoría de las respuestas no merecen la pena, pero os he seleccionado cuatro que más o menos dicen algo.

Pero en realidad a mí no me interesa por qué alguien escribe, ya que la mayoría de los motivos serán personales en el sentido de que no incumben a nadie más. Lo que yo quiero saber de estos y de tantos otros es por qué quieren que los demás les leamos. Y sí, lanzad la pregunta: ¿por qué quieres tú que leamos este blog? Pues no lo sé. Me la apunto como primera reflexión del año, jeje.

Ricardo Menéndez Salmón
Escribo por insatisfacción. Si estuviera satisfecho, me limitaría a "vivir la vida", no a intentar comprenderla mediante la escritura. Claro que al intentar comprenderla, es decir, al escribirla, me doy cuenta de que en realidad la vida resulta incomprensible. Lo cual genera una nueva insatisfacción, la de comprobar que el intento por comprender la vida mediante la literatura lo único que ilumina es la imposibilidad de alcanzar esa comprensión. Pero entonces sucede algo curioso, y es que el hecho de descubrir esa imposibilidad me conmueve, admira e impulsa a escribir más y más. Así, lo que nace como un gesto decepcionado, insatisfecho, acaba convirtiéndose en un acto agradecido, admirativo. De modo que una dolencia (escribo porque soy infeliz; escribo porque soy inconsolable; escribo porque no entiendo lo que me rodea) se acaba convirtiendo en una necesidad (escribo porque no me resigno a ser infeliz, inconsolable e ignorante).

Juan Gabriel Vásquez
Escribo porque me irrita y me entristece el desorden del mundo, y descubrí hace mucho tiempo que en la buena ficción el mundo tiene un orden o su desorden tiene un sentido. Escribo porque mi inteligencia es limitada y sólo soy capaz de entender lo que viene en palabras. Escribo, por lo tanto, porque no entiendo o porque ignoro: "escribe sobre lo que conoces" me parece el consejo más idiota del mundo, porque se escribe, precisamente, para conocer. Escribo porque no he encontrado otra manera de vivir varias vidas, de ser varias personas, sin hacer daño o poner en riesgo a los que me rodean (y aun así les he hecho daño muchas veces, muchas veces los he puesto en riesgo). Escribo porque, como leí en alguna parte, la imaginación transforma la experiencia en conocimiento.

Enrique Vila-Matas
Ah, ya veo, vuelve la vieja y pérfida pregunta. Pero también podrían ustedes preguntarme por qué acabo de hacer una lazada en mis zapatos. Y también por qué no me he contentado con un nudo que, para el caso, me habría servido igual. Este tipo de habilidades no nos llaman la atención, por ser muy familiares. Pero, en algún tiempo remoto, un antepasado hizo la primera lazada. Nosotros no somos más que sus imitadores, un eslabón en la cadena ininterrumpida de la tradición. De modo que a quién habría que preguntarle por qué escribo es a ese antepasado, preguntarle por qué quiso ir más allá del nudo.

Amélie Nothomb
Me preguntan por qué elegí escribir. Yo no lo elegí. Es igual que enamorarse. Se sabe que no es una buena idea y uno no sabe cómo ha llegado ahí pero al menos, hay que intentarlo. Se le dedica toda la energía, todos los pensamientos, todo el tiempo. Escribir es un acto y al igual que el amor, es algo que se hace. Se desconoce su modo de empleo, así que se inventa porque necesariamente hay que encontrar un medio para hacerlo, un medio para conseguirlo.

9 comentarios:

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Muy bueno, Sofía. Un beso!

Magapola dijo...

¡Otro para ti! ¿Que, no te animas a contarnos tus porqueses? jejeje.

dintel dijo...

A ver, pensaré por qué escribo yo....

Magapola dijo...

¡ánimo, dindel! , ven y cuéntanoslo.
Yo creo que hay cierto afan de "compartir", ya que la vida a veces si no se comparte parece que no se vive, ¿verdad? Pero en eso también hay grados...


Sigamos reflexionando.

pat dijo...

Feliz año!!! Estáis en facebook y en twitter, I can't believe that...

Yo querría escribir mucho más en el blog, pero para componer unas lineas sudo sangre, escribo para ordenar mis pensamientos, para darles carne y no solo verbo. Yo quiero que visitéis mi blog porque soy una voyeur a la que le gusta ser mirada, jajajaja...

La verdad es que muchas veces no sé porque hago las cosas, nos pasa a todos no?

Magapola dijo...

Cierto, pat, a veces hacemos las cosas un poco "a ver qué sale de todo esto", y cuando ves que mola, simplemente continúas.

Pues yaa sabes, "¡Síquenos!" y "¡Hazte fan!", son las frases de estos tiempos...

June dijo...

Me identifico con Menéndez Salmón y Gabriel Vásquez, cuando dicen que escribir les sirve para entender mejor la realidad (o, al menos intentarlo), ordenar ideas, etc. Yo lo necesito por eso, porque hay miles de situaciones en las que no reflexiono en condiciones hasta que no me pongo a teclear. También me imagino que es cuestión de capacidades: cada persona elige el medio que mejor le permite expresarse y compartir, ya sea escribir, cantar, bailar...

Escribir en un blog o un medio de comunicación supone la satisfacción de compartir ideas con un montón de gente, con la esperanza de aportarles algo y la ilusión de generar una conexión de algún tipo... No sé.

¿Por qué leo Sindrogámico? Porque siempre nos acercáis propuestas diferentes, por la frescura, porque sois una delicia, vaya.

Magapola dijo...

¡June, eres como un sol sin eclipsar! Jajajá. Si quieres algo fresco, fresco, pásate por el nuevo post y escucha las chicas asiáticas de Brown Eyed Girls.

Hada Gris dijo...

Cada vez soy más consciente de que TODO lo que diga RMS merece la pena.