miércoles, 10 de diciembre de 2008

Woody Allen en Murcia.

A falta de tres semanas para que nos comamos las uvas, seguro que muchos de vosotros todavía os hacéis la fatal pregunta: ¿dónde? Si es así, yo tengo una respuesta. ¿Qué tal un concierto de Woody Allen en el desierto de Murcia? Polaris World, la empresa apadrinada por Camacho, la que ha conseguido sacar hierba fresca y hoyos dieciocho donde sólo había pedregales y madrigueras de conejos, ha contratado al director de Vicky Cristina Barcelona para que venga a amenizar la nochevieja. Este mes se inaugura otro hotel de cinco estrellas, el Intercontinental La Torre Golf Resort Murcia, y para hacer honor a su nombre se han ido al otro continente a por Woody. A mí, personalmente, hace tiempo que el director de Manhattan me parece un bluff, pero como sé que por aquí todavía conserva incondicionales, me ha parecido oportuno informaros. La entrada incluye dos noches y desayuno, creo. Y si os viene mal de fecha, el día uno de enero también se le puede escuchar en otro hotel de lujo, el Tryp Bellver de Palma de Mallorca. Por 400 euros.

8 comentarios:

Magapola dijo...

Seguro que lo que me viene mal es de fechas.

n. dijo...

Qué pereza, no hay mucha diferencia entre lo que cuentas y los conciertos de estrellas caducadas en Las Vegas. ¿Sabrá algo el bueno de Allen sobre dónde se mete? ¿Qué pensará la progresía de que su ídolo ande recibiendo ladridólares cual Céline Dion?

Avan dijo...

Wooody Allen y progresía???

Alis dijo...

Mega cutre.

Walter Kung Fu dijo...

Parece que se cierra el círculo:

http://www.publico.es/ciencias/181824/murcia/refugio/penultimos/neandertales

Rfa. dijo...

Vamos a ser buenos. Vamos a no pensar que Woody Allen se ha convertido en plato de buen gusto para millonarios horteras. En lugar de eso, analicemos la situación con frialdad. ¿Cómo será la vida de un tipo para que acepte un curro tan patético como éste? En vez de estar con los colegas o con la familia, Woody Allen se va a pasar la nochevieja tocando el clarinete para un montón de septuagenarios con smokin y matasuegras, en un país de bárbaros, en el hotel con el nombre más grandilocuente del mundo. ¿Enviará felicitaciones de navidad a Estados Unidos desde su SMS entre canción y canción? ¿Y qué dirá? Me debato entre la ternura y la curiosidad morbosa...

NáN dijo...

su vida de clarinetista ha sido siempre "otra vida".

Y lo dice alguien a quien de elinda versus Melinda" sus películas de viejo le gustan cada vez más.

¿Y qué tendrá que ver la "progresía" con todo esto? ¿No os parece un poco "rancio"?
¿O porque me gustan las pelis del Oeste" soy un facha?

FBlack dijo...

coincido plenamente, es un farol de los buenos