martes, 23 de septiembre de 2008

Penélope Cruz no se desnuda.

Aviso, voy a despotricar. Esta semana estoy especialmente harto de que los españoles seamos tan fáciles de engañar. Todo empezó cuando fui a ver la nueva película de Woody Allen y la gente de los cines Princesa se puso a aplaudir. ¿Cómo es posible que nadie se ofenda con el retrato facilón y decimonónico que este señor sin gracia nos ha hecho? Parecemos incapaces de aceptar que Woody Allen lleva ya años paseándose por Europa como Paco Martinez Soria, y seguimos pimplándonos sus truños como si fuesen el colmo de la ironía. Pero, puestos a hablar de colmos, el colmo de los colmos de la candidez española llega cuando El País encarga a Elvira Lindo una entrevista a Penélope Cruz y la otra se descarga con una crónica llena de resentimiento hacia la actriz por un supuesto mal humor. Según parece, Elvira llegó al hotel sin haber visto la película y se atrevió a preguntar por Javier Bardem. Y la Pe, que sólo se desnuda cuando toca hacer calendarios de Pirelli, se ofendió. Ahora los mismos progres que se desgastaron las manos aplaudiendo al pesado de Woody Allen babean criticando a Penélope porque no se presta a hablar de su intimidad con un medio tan serio como El País. Y tenemos que aceptar que se censure la falta de "profesionalidad" de la actriz mientras se invita a Elvira a que vaya criticándola por los estudios de radio del grupo Prisa. Uf, uf, uf...
Artículos relacionados: Aire amarillo (I). Vicky Cristina Barcelona. (En mitte)

26 comentarios:

NáN dijo...

¡Qué gran película, sí señor!

Puro Shakespeare.

Ah, la visión simplista de nuestro país es la que tienen las dos jóvenes turistas.

Me he reencontrado con un WA grande, que lamenta la imposibilidad de la vida. Y además lo mete en una comedia.

Como no leo El País, de Penélope entrevista y de Elvira Lindo, paso.

Magapola dijo...

Jeje, Rfa., tengo que decir que no he leído tu post porque no quiero que nadie me diga nada sobre la peli. La voy a air a ver con la mente limpia, sabiendo que tienen fnas y detractores profundos. en fin, ya contaré cuando la vea. Sólo espero que me haga reír.

Maine dijo...

Yo no he leído tu post porque no he podido apartar los ojos de la foto.

Walter Kung Fu dijo...

Yo sí he leído tu post mientras veía la foto, pero ni tengo ganas de ver la peli ni de leer el artículo de Elvira Lindo.

Sin embargo, me hace gracia tu manía persecutoria contra el progre. ¿Es válido todavía este término? ¿A quién engloba? ¿Somos progres?

Rfa. dijo...

NàN: Yo, más que a Shakespeare, he visto al autor de Toma el dinero y corre. En sentido literal: viene, cobra y se marcha sin entender un ápice de España. Son muchos los detalles de esta película que reflejan un país incomprendido. Pero yo me quedo con la manera que tiene Woody Allen de darle las gracias a Oviedo por el premio que le dio. "¿Oviedo, qué es Oviedo?", pregunta un personaje. Y el otro responde, más o menos: "un lugar remoto al que se llega en avioneta después de atravesar unas cuantas turbulencias". Si yo no hubiese estado nunca en Oviedo pensaría que la ciudad de La Regenta está en mitad de la selva. Y si no hubiese visto nunca una peli de Woody Allen, pensaría que estoy viendo Indiana Jones.
Magapola y Maine: Id a verla y volved corriendo, que este asunto tiene una miga impresionante.
Walter Kung Fu: A mí sólo me da repelús la progresía de manual, la que nunca sorprende, la que se ajusta al tópico y no gasta cerebro. En España no hay pensamiento original: hasta los lobos son borregos.

Fini dijo...

Yo no puedo opinar de la peli que no la he visto... pero la entrevista te doy la razón en tu post. Saludos

NáN dijo...

En cambio, yo, he visto la profundidad de alguien desencantado contándolo en medio de una comedia de relaciones.

Y ya que hablamos de "ver", la palabra verificadora es

gafaytkh

¿Gafa y té kon hielo?

sintomático dijo...

No he visto la película, pero he leído la entrevista. Y siendo yo de todo menos progre, me ha encantado cómo transmite Lindo su decepción ante la "no persona". Quizá una decepción pétrea, resignada e irresoluble. La decepción de no poder conocer a esa Penélope que quiere.

Pero, ¿por qué Penélope no tiene más seguridad en si misma y habla con tranquilidad sobre si le molesta que le pregunten sobre J. Bardem? Elvira Lindo es de las menos "columnistas de manual" de El País. Creo que la entrevista/crónica es buena. Y se ha escrito resentida, sí, pero esa es la tozudez que tiene Elvira y su ventaja. A pesar de todo, a Penélope no la deja mal, la deja muy humana. Porque se equivoca. Y además tiene la mirada cansada.

Por cierto, hacia mucho que no leía y escuchaba tantas críticas sobre una película de W. Allen. Es raro, porque Macht Point me pareció espectacular.

d. dijo...

"En España no hay pensamiento original". Menuda frase acabas de acuñar, Rfa.
Por otro lado, ¿no te parecen igualmente turísticas "Match Point" y "El sueño de Cassandra"?

NáN dijo...

Voy a intentar responder a la pregunta que hace Walter a Rfa.,al tiempo que rompo una lanza en favor de "las frases de Rfa."

Perdonad que me ponga como ejemplo de la distinción, pero es que tanto él como yo somos ejemplos bastante puros de nuestros extremos.

Yo soy bastante dionisiaco, luego progre.
Rfa. es bastante apolíneo, luego cascarrabias con respecto a todo lo que se aleje del diseño perfectamente racional. (y amigo de frases rotundas de esas que derriban las columnas del templo).

Si cada uno se acoge a la proximidad que cree que tiene con respecto a esas dos tendencias, nos lo vamos a pasar estupendamente con esta lista de dos elementos.

ypkbhn

¿Y Por Ké Berreas, Hombre, NáN?

Magapola dijo...

Me alegraría si tendiera más a lo dionisíaco, pero creo que no voy a molestar mucho en analizar mi nivel de progrismo.

Rfa. dijo...

NàN: Je, je, me divierten tus distinciones. Supongo que tienes razón, es posible que yo padezca de racionalismo y de afán de orden. Pero todavía me queda una pizca de fe en lo irracional, en algún tipo de chispa inefable e imposible de clasificar que justifica cosas como el arte o la risa. Y precisamente esa chispa inefable es la que Woody Allen ha tratado de aprehender (sin éxito) con su película. Es posible que los personajes de Vicky Cristina Barcelona hablen de amor, pero no aman; uno no siente con ellos, no se emociona, no hay atisbos de empatía en el patio de butacas.
Sintomático: Me gusta lo que dices porque es precisamente de eso de lo que a mí me apetecía escribir. ¿Hasta qué punto un lector de El País que se pone a leer la entrevista con Penélope Cruz anunciada en la portada tiene algún interés en lo que sienta Elvira Lindo. Es más: ¿en qué momento pasa a ser el periodista más importante que el personaje? A mí me ha llamado especialmente la atención que la de Manolito Gafotas haya concedido entrevistas para hablar sobre su entrevista. Detecto una contradicción porque no me parece coherente que se le pida naturalidad a Penélope y luego, a continuación, se explote cualquier contacto que se ha tenido con ella. Auguro una entrevista come-pollas entre Iñaki Gabilondo y Pe dentro de algún tiempo, cuando ella venga para participar en cualquier festival.
d.: Efectivamente, las últimas películas de Woody Allen me parecen postales superficiales de Europa. Son, a fin de cuentas, impresiones imprecisas de un pijo que ni siquiera sale de su hotel de cinco estrellas. Lo inquietante es: ¿hasta qué punto las pelis anteriores son también retratos tópicos de Nueva York?

sintomático dijo...

En parte me parece razonable que critiques el periodismo de pose de Elvira Lindo. De hecho, ella se reivindica desde el primer párrafo, cuando se convierte en la protagonista de la crónica. Cosa que, por otro lado, el periodismo permite a sus vedettes desde que el mundo es mundo y Truman Capote escribió a Sangre fría. Incluso antes.

¡Ah, amigo! Ahí es donde yo quería ir a parar: a las entrevistas comepollas. Si uno ve la entrevista que le concedió J.Bardem a Iñaki Gabilondo en el informativo de Cuatro sí que tiene para vomitar un rato largo. Lo peor de todo fue, al final: cómo Bardem se rompía los sesos intentando justificar estar forrado no es malo, y que es mojarse con el compromiso emocional. ¡Bueno, momento televisivo para enmarcar! Iñaki asintiendo con media sonrisa.

Magapola dijo...

¡Mándenos el enlace de esa entrevista, sintomático!

gurumelos dijo...

A mi la peli me parece muy mala, es infantil y está hecha deprisa y corriendo; pero a Allen se le perdona revisando su explendida filmografía. Lo que no le perdono es que contribuya a que Barcelona se esté convirtiendo en un resort para los turistas. Cada vez están desapareciendo más locales clasicos del centro donde aparecen iris pubs, restaurantes de fast food y todo tipo de tiendas para su consumo.
Una amiga dice que la calle Portaferrisa, llena de comercios, dentro de unos años tendrá una cinta transportadora, donde la gente se subirá para no tener que pensar en mover los pies mientras va observando los escaparates de los locales.
A los que vivimos aqui, cada vez nos resulta más difícil encontrar un bar para tomar algo o ir a escuchar buena música y al final acabamos huyendo del centro.
Que al creador de "Septiembre" o "Hannah y sus hermanas" le salga un churro de película, no es más que una anécdota, pero que sea partícipe de convertir Barcelona en guirilandia, por mucho Woody Allen que sea, no se lo perdono...

sintomático dijo...

Es la segunda parte de la entrevista, desde el minuto 7:43, justo cuando reconoce que sabe perfectamente el dinero que gana, que no es tanto como la gente piensa.

moscacojonera dijo...

eso pasa por leer ese periódico

Señor-INA dijo...

lo mejor es ir a una entrevista hasta londres... que te paguen el viaje, estar de lujo, y no tener lamínima decencia de ver la película para ir medianamente documentada...

d. dijo...

Otra cosa que pueda estar pasando tras 18 comentarios es que hayamos empezado a discutir sobre el periodismo "de autor" (Elvira Lindo aquí, Carlos Boyero allá en Venecia) y el periodismo que pretende informar al lector.

Alis dijo...

Pues a mí la foto no me parece nada sexy.

Magapola dijo...

Fíjate que no es fácil hacer una foto erótica con Penélope (siempre me han parecido vulgares), pero esta me parece lo más, la verdad. no sólo sale genial (su cuerpo) sino que hasta pone y todo.

Anónimo dijo...

Penélope es pésima actriz,no hay quien se la crea, ni de manos de Woody Allen ni de manos de su padre. Elvira Lindo escribió posteriormente una columna sobre la película (cuando se estrenó y pudo ir a verla, claro está). Me parece de mal gusto el trato que le hizo a la periodista la muy "divine". Anda ya!

Walter Kung Fu dijo...

Llegando tarde a ver Tropic Thunder, nos tomamos las palomitas y la Coca Cola (qué triste por Dios) fuera del cine mientras empezaba VCyB. No me pareció tan tan abominable (consiguió mitigar mi cabreo inicial), eso sí, no parece una peli de WA (¿dónde está el humor de sus pelis NYC?), el cual queda relegado bajo la marca BCN y el compendio de actores. PC parece que siempre hace el mismo papel, incluso interpreta a Almodóvar cuando ya no actúa para él.

Tampoco creo que WA se lancé a realizar una radiografía del español, si quiera catalán, medio, cuando sólo aparecen dos personajes, PC y JB, patrios. Está claro que la visión que tiene WA es la de un turista, porque ¿es posible que en sus visitas a BCN u Oviedo consiga pasar desapercibido y no rodeado por una multitud de curiosos, autoridades y admiradores?

A la salida de los Ideal, atravesamos Huertas, repleta de turistas, y quise pensar que Madrid nunca acabará siendo como Barcelona.

VCyB tiene un cartel bonito.

Magapola dijo...

Pues ya la he visto y voy a decir una cosa: de BCN saca la ciudad tal y como la conoce, ni más ni menos. Eso es algo que simpre me ha gustado de él: la ciduad es tal y como el la ve.

Anónimo dijo...

A mí me encanta Paco Martínez Soria. No sé por qué tienes que despotricar contra Paco para poner verde a Woody Allen. Yo no sé cómo está VCB y no me atrae mucho, pero estoy seguro que no tiene nada que ver con La ciudad no es para mí. Paco es un crack. ¿Os acordáis cuando le dice al nieto en esa película que no fume hierba, que eso es una mierda, y le da un cigarrillo? Y es que Paco es de lo más actual y divertido. Viva Paco el de Tarazona, el auténtico, el divertido, el que no se esconde.

NáN dijo...

Desde Melina versus Melinda, Walter, en la que nos presentó la muerte en directo (el fundido a negor del final, WA ya no hace películas de NY. Hace ejercicios de estilo, como Match Point, o da rienda suelta a su ya imparable amargura, como VCyB.

Desde luego, no es una peli sobre Barcelona.

E insisto con lo del doblaje. Si en vuestra ciudad no se puede ver en original, merece la pena esperar a sacarla de videoclub para verla así.