martes, 11 de noviembre de 2008

García-Alix. Elogio del centro.

Me vais a permitir que empiece con una palabra gorda: "centrípeto". Para mí, Alberto García-Alix es un fotógrafo centrípeto; ésa es la mejor manera de definirle. Podéis comprobarlo en la nueva exposición que han montado con sus fotos en la tercera planta del Reina. Allí veréis cómo este señor construye casi todas sus imágenes a partir de un punto central, un agujero negro, un ojete que absorbe la atención del espectador y no le deja irse de paseo por periferias imprecisas. What you see is what you get. No me sorprende que haga retratos, y tampoco que sus retratos sean como disparos letales que se cargan al modelo. Si vais a la exposición, no dejéis de ver el vídeo de 40 minutos que García-Alix ha grabado, porque es bastante ilustrativo. Según sus propias palabras, todo retrato es una forma de muerte estática, fría e inmóvil. Centrípeta, vamos. Como cuando un ciervo se queda paralizado en medio de la carretera y el coche le fusila con los haces de luz. Yo comparto totalmente esta concepción de la fotografía. Si queréis echar un ojo a algunas de las fotos donde intento aplicar esos mismos principios (con bastante peor puntería, claro) os invito a todos a que miréis la serie sobre Estados Unidos que estoy publicando en mitte. ¡Y no dejéis de ir al Reina Sofía!
Artículos relacionados:

7 comentarios:

Soletem dijo...

"centrípeto" ... buen termino para García-Alix, sip!

Magapola dijo...

Muy posiblemente mañana la vea. Al que sí he visto en persona es al propio Alberto, lo vi el año pasado en una conferencia que dio Sylvia Plachy (sí la madre del actor)

Walter Kung Fu dijo...

Casualidades de la vida, le ví hará un par de meses en la inauguración de la expo de Sylvia Plachy (made de no sé qué actor) en la galería Blanca Berlín.

¿Centrípeto? Entonces habrá que confirmarlo.

Rfa. dijo...

Nosotros estuvimos el viernes pasado en una charla que dio en el Reina Sofía para presentar su vídeo. Me gustó conocerle, pero me desilusionó la organización del evento. No supieron conciliar bien la solemnidad de una institución tan importante como el MNCARS y el buenrollismo de un macarra como García-Alix. Si queréis saber lo que nos contó, echad un ojo al link de hoyesarte que he puesto en el post.
Desde un punto de vista anecdótico, me llamó mucho la atención que se parece una enormidad a su difunto hermano Willy. Como estamos acostumbrados a que en sus autorretratos siempre salga de frente, descubrir sus perfiles fue una auténtica sorpresa.

Magapola dijo...

¡¡Me sorprendeque no sepáis de quien es madreSylvia Placchy:de Adrien Brody, elnovio de Elsa Pataky!!Dios mío,dóndevamos a llegar...

Magapola dijo...

Centrípeta o no, ayer me impactó de sus fotografías es la callada tristeza que emana de todas las miradas de sus retratados, aunque tras haberlas visto todas, casi me parecían que lo que estaba llegando era un poco de ... ¿miedo?

Anónimo dijo...

fotografo maldito hijo de los mil putos y putas, por que no se fotografea a sí mismo su ojete, mal parido, y las necias mujeres que se prestan para esto, son unas idiotas, se burlan de sí mismas. Ni que se le viera tan bonito. ASQUEANTE. Que se fotografíe a si mismo el ano con los huevos colgando a ver si le hace gracia, hijo de mil putos! y a eso le llaman arte? manga de idiotas