martes, 30 de septiembre de 2008

Astronautas, cosmonautas, taikonautas y ...

La batalla por definir la nueva hegemonía en La Tierra está caliente: la debacle financiera, económica, política y hegemónica estadounidense está siendo aprovechada por la impostura de Rusia, la vieja y conservadora Europa, el músculo chino y la incertidumbre de las potencias emergentes. Como siempre, esta guerra se extrapola al escaparate del espacio, más allá de la vieja confrontación de la Guerra Fría, con los mismos agentes que pelean por el dominio aquí abajo. Hasta hace pocos años sólo Estados Unidos y Rusia tenían autonomía suficiente para enviar a sus astronautas o cosmonautas, respectivamente, a sus paseos espaciales en sus propios vehículos de transporte. Ahora China es la tercera potencia espacial con cacharro orbital propio para vuelos tripulados por sus taikonautas.

Sin embargo, los paseos espaciales no sólo son objeto del pulso mundial, sino también como destino turístico de unos pocos (¿turisnautas?, ¿millonautas?, ¿?) gracias a la falta de liquidez de la Agencia Espacial Rusa y de operadoras orbitales como Virgin Galactic, la cual tiene previsto realizar vuelos espaciales a finales de 2009 al módico precio de 200.000 dólares. Sin irnos tan lejos, en Barcelona (que podría alojar un futuro aeropuerto espacial) reside el único agente espacial autorizado para comercializar las locuras orbitales de Richard Branson en España (y Andorra).

Porque, como dijo Arthur C. Clarke, donde quiera que haya algo extraño, algo bello o algo nuevo, la gente querrá verlo.

15 comentarios:

Rfa. dijo...

Yo soy un hombre práctico que siempre tiene en cuenta sus limitaciones físicas, y sé que por mucha curiosidad que me despierte el espacio, todo ese rollo de la gravedad cero acabaría por destrozarme la digestión. Ni siquiera fui un niño que soñase con escafandras, como la mayoría. El único cielo en el que yo creía era el que salía en mi libro de religión, así que cuando tocaba proyectar un futuro yo siempre me veía convertido en sacerdote.
A pesar de todo, los astronautas me llaman bastante la atención porque son gente solitaria que debe de deprimirse bastante. Hace algún tiempo publiqué un post sobre el asunto en mitte.

Walter Kung Fu dijo...

Rfa., a mi también me gustan, como se puede ver aquí y aquí.

Magapola dijo...

Yo quiero saber si esa foto es photoshop, tengo curiosidad por escuchar cómo es la música en directo en la Luna, jejeje.

y, ¡mierda!, yo no puedo enlazar nada... ¡Jo!

Walter Kung Fu dijo...

Entonces Magapola, ¿cómo llamarías a estos turistas espaciales?

Magapola dijo...

¡¡Extraterrestres!! Jajaja

Lo de marcianos me lo dejo para los que no son humanos...

NáN dijo...

Chemical Brothers' Sons

Anónimo dijo...

Dejad a los pobres chinitos que hagan sus pinitos en esto del espacio sideral.A lo mejor allí no los encuentran tan feos y tan iguales. Eso sí, en el tercer viaje fijo que van a poner un Todo a Cien...

Avan dijo...

feos los chinos???

buff, con pocas chinas te has cruzado....

La Semana Fantástica dijo...

Yo sospecho que en un viaje de esos sentiría que no estoy viendo nada real, que están poniendo una película por la ventanilla pa que me lo crea...

Saludos de un nuevo!

ignacio dijo...

Magapola: la música en la Luna no suena, así de simple. El sonido no se transmite en el vacío (física básica de EGB) ...

Magapola dijo...

¿EGqué? Jajajaja. ¿Hay vacío en la luna? Yo creía que lo que no había era gravedad, ¿es lo mismo?. Como lanzan naves con música para ver si nos escuchan los marcioano, yo ya no sé qué pensar...

Walter Kung Fu dijo...

¿Y con el iPod?

NáN dijo...

¡Ay, lo que nos perdimos los que no hicimos EGB!

Hay que mandar aire como sea.

Señor-INA dijo...

yo cuando ponga la low cost a la luna voy... hasta entonces no hay tu tía...

Besos de la despropositadora a los sindrogámicos!!!!

Anónimo dijo...

Los chinos son un su mayoría horrorosos. Los que son más o menos guapos/as son los japoneses.Hoy por hoy es inevitable cruzarse con un chino, sobre todo si vives en la Latina, si quieres te vienes un día y me señalas a uno guapo, aunque te haría falta más de un día creo yo... pero bueno... como el barrio es bonito...no hay prisa