lunes, 10 de noviembre de 2008

Copy&Paste: Gin tonic (con pepino)

Después de pasar un fin de semana con amigos (sólo de sexo masculino) encerrado en una casa de la costa valenciana uno descubre que la amistad es inversamente proporcional al número de horas de juego en la play station y que el gin tonic con pepino está deliciosamente bueno (según mis investigaciones, si se utiliza pepino en vez de limón lo recomendable es combinar la tónica con ginebra Hendricks, que lo utiliza en su proceso de destilación).

Así que rescatemos, otra vez, el gin tonic para Sindrogámico.

Origen:
En 1783, Johann Jacob Schweppe, joyero de origen alemán residente en la ciudad suiza de Ginebra , inventa un sistema eficaz con el que introducir burbujas de anhídrido carbónico en el agua envasada en botellas. La compañía fundada por Schweppes, J Schweppe & Co, en 1870 incluyó quinina en la soda carbonatada de naranja para producir agua tónica; una bebida que además de refrescante era un medicamento para combatir el paludismo. Para celebrar las sucesivas victorias de las tropas británicas en la India, un alto oficial británico propuso añadirle ginebra a la tónica para fabricar un combinado alcohólico, no quedando claro si se escogió la ginebra por ser la ciudad donde residía Schweppes al inventar la tónica o si esto se hizo debido las propiedades medicinales que desde antiguo se han atribuido a la ginebra. Existe otra versión que asegura que inicialmente los soldados británicos desplazados a la India tomaban la tónica para combatir la malaria y que después comenzaron a combinarla con ginebra para atenuar su intenso amargor.

Ingredientes:
Cubitos de hielo macizo y sin cloro (de agua mineral o desionizada), 2/10 partes de ginebra, 8/10 de tónica y tres láminas finas (twist) de limón verde.

Preparación:
El gin tonic se ha convertido en una bebida de moda, está claro que cada vez somos más los que nos hemos pasado a este combinado. Sin embargo su popularización no está acompañada de una correcta preparación, por lo que se detalla primero un par de aclaraciones y después su proceso de preparación:

1.- Siendo academicistas lo correcto sería utilizar la copa de balón, o en su defecto, un vaso ancho como el de sidra. Los más sibaritas dirán que el vaso de tubo tiene gran utilidad para calibrar pero que debe proscribirse formalmente su uso para el gin tonic pues su forma dificulta el disfrute de los aromas de la ginebra.

2.- El limón no debe utilizarse en rodajas, del mismo modo que jamás se debe añadir zumo de limón, pese a ser prácticas muy frecuentes, ya que el ácido del limón reacciona con el carbónico de la tónica y se produce pérdida del gas de ésta. Debe utilizarse únicamente la cáscara del limón, pero no añadiéndola sin mas, sino que debe extraerse su esencia ayudándose con las pinzas del hielo u otro instrumento. A veces se pasa la cáscara por el borde de la copa, siendo esta práctica más discutible. Igualmente habría que rechazar la lima limón, de sabor mucho más potente y de cáscara mucho más delgada (y sin chispa de jugo).

Poner el hielo en la copa (1), realizar dos twist de limón rascando con dos pinzas de hielo la tira de piel para posteriormente enroscarla sobre sí misma (2), escanciar la ginebra (3), luego muy suavemente la tónica (4), remover suave con cucharilla larga dos veces (5) y aromatizar con el último twist de limón (6). Y ahora a disfrutar (7, 8). Emplee su tiempo para percibir la complejidad de los aromas que se generan. Tómelo a sorbos cortos, dejando que la piel del limón impregne el sabor del combinado. Es seguro que este trago actuará como un perfecto bálsamo medicinal y digestivo (y espiritual).

Si te gusta el sabor a pepino, sustituye el limón, ya sabes, los twists, por un par de rodajas de pepino. Respecto a la marca de la ginebra y de la tónica ya es cuestión de preferencias personales.

Y para acabar una cita de Winston Churchill: "el gin tonic ha salvado más vidas y mentes de gente inglesa que todos los doctores del país".

6 comentarios:

moscacojonera dijo...

si te gusta con pepino, o un ligero sabor a el, se ha puesto de moda la Hendricks
http://www.hendricksgin.co.uk/us/cocktails/usual/index.asp

Magapola dijo...

Ays... ¿y las medidas? ¡Mejor tomarlo sin medida!

Walter Kung Fu dijo...

Sí, ya había indagado acerca de la ginebra Hendricks y el pepino.

Las medidas están indicadas en el apartado Ingredientes: 2/10 partes de ginebra y 8/10 de tónica. En mi caso, siempre me excedo con la ginebra (4/10).

NáN dijo...

cuando llegues a 10/10 partes de ginebra, serás como la Reina de Inglaterra.

Claro que eso produce un aliento que paqué. Quizá por esa la palabra verificadora (qué lista ella) es:

halit

Magapola dijo...

Las medidas me parecen raras, ¿no sería mejor 1/5 y 4/5 que 2/10 y 8/10? Por simplificar, ¿no? Como los quintos y los tercios de cerveza... Es mi aportación, además de la cata.

Anónimo dijo...

lo q pasa con el pepino es k se come el gas