martes, 5 de octubre de 2010

Dejad en paz Déjame entrar

Por correo me informa Maine de que van a hacer el remake americano de la película sueca Déjame entrar ("Låt den rätte komma in"). Ella no da crédito, se pregunta cuál es el motivo para tocar algo tan perfecto. Ante el trailer y las fotos juzgamos: no nos inspira ninguna confianza semejante osadía, porque estamos seguras de que donde había sugerencia e insinuación van a meter terror grueso y casquería. Bueno, es posible que nos hayamos dejado llevar, pero la pregunta es si ya hay una muy buena película basada en la novela, ¿dónde está la necesidad de hacer un remake que no ofrece nada, de hecho es una simple copia? Bueno, sí, ofrece estética americana, más fácil de tragar, quizás.

Mirad las imágenes y (pre)juzgar vosotros mismos:






Y en leer más los trailers. Ya me contaréis.




13 comentarios:

Lara dijo...

arg! en fin, con no verla es suficiente. yo vi la verdadera hace pocos días...

besos!

LA DESGRACIÁ dijo...

Me pasó lo mismo con Pesadilla en Elm Street (salvando las distancias..je)

bss

Magapola dijo...

¿Y te gustó, Lara?

Jajaja, distancia salvada, te entiendo, Fredy es Fredy :)

Miguel dijo...

@Lara ¿Qué quiere decir "la verdadera"? Querrás decir la primera "copia" que se hizo de la novela en la que está basada.

A mí de la primera hubo muchas cosas que no me convencieron, como el ritmo estilo cine-europeo-de-autor-lento-sin-ritmo, pero otras me gustaron. Pero no entiendo qué problema hay con volver a intentarlo, en intentar hacerlo de otra manera, aunque sea a la blockbuster -ya quisieran algunas películas de autor ser tan buenas como muchos blockbusters denostados-. La cuestión es verla y comprobar si es mejor o peor. O juzgarla simplemente por sí misma.
¿Has visto las dos versiones de Funny Games? O el experimento -fallido a mi entender- de la "segunda" psicosis?

Sesión doble dijo...

Miguel, no hay nada ingenuo por parte de las producciones americanas (y adoro el cine americano, conste) en eso que tú dices de "volverlo a intentar de otra manera", no te engañes. La única pretensión de los remakes americanos de películas minoritarias es, como dice Magapola, "hacérselas tragar mejor al gran público", o aborregarle más si prefieres, de manera que nunca vea la película original (aunque sea mejor) porque es, quizá, más incómoda o más difícil de ver o menos occidental. Que nos lo den todo bien mascadito, sí, que no tengamos que pensar más que lo justo.

Miguel dijo...

@Sesión doble: No entiendo a quién o qué te refieres con "producciones americanas". Entiendo que el mercado mayoritario norteamericano está demasiado acostumbrado a ver "lo suyo", y que incluso películas como ésta o como REC tengan que ser reconstruidas para el gran público. No entiendo, sin embargo, que se juzgue la calidad de una película en función de ese propósito, especialmente cuando el mayor lastre del mercado europeo es precisamente la búsqueda permanente de la etiqueta de autor, lo que lleva permanentemente a tener que aguantar bodrios infumables. No nos engañemos, la función principal del cine no es artística -y no lo digo sólo desde el punto de vista del negocio-. Y la película que nos ocupa es una cáscara vacía, un thriller mediocre con una bonita fotografía y algunos momentos brillantes. No reformula el mito vampírico -de hecho es bastante conservadora en ese sentido- y sólo consigue epatar con el hecho de que sus protagonistas sean dos niños. Elimina por completo determinados elementos del libro que le darían profundidad. Hace lo mismo que la película norteamericana haría -según te entiendo- con la "original".
Y, por supuesto, y si no ha quedado claro, no comprendo por qué una película más difícil de ver tiene que ser mejor que una muy fácil de ver. Y aquí sí, también, en un sentido artístico. No entiendo por qué una película más "difícil de ver" nos tiene que hacer pensar más. De nuevo apelo a San John Ford para que nos saque de este aprieto.

Magapola dijo...

Si se hiciera una película, del continente que fuera, para hacer una adaptación mucho mejor del libro que la que ya existe, entendería esta situación, pero no es el caso, entonces mi pregunta es ¿para qué hacen ahora esta película de nuevo dirigida a un público mayor? Te lo digo: porque va de vampiros y hay que sacarle partido a ello antes de que se acabe la moda porque a eso se le llama hacer taquilla, pero la taquilla no se hace en Europa, sino en EE.UU. y claro, no vale lelvarse la peli que ya está, tienen que darle lo que allí pide el gran público, ¿por qué no pueden ver allí la peli europea? ¿Por qué hacer otra calcando las imágenes daándoles sólo una estética diferente (no mejor) y sin molestarse en hacer una mejor versión del libro? Por esto: máximo beneficio mínimo esfuerzo. Que si resutla, bien, pero tienes que saber que eres muy bueno para hacer algo así y que te salga bien, si no, mejor no lo intentes, al menos permítete que el tiempo pase.

María a rayas dijo...

si, yo tampoco entiendo mucho esta manía de coger pelis ya hechas y rehacerlas en apenas unos años...puedo entender que se dé una vuelta a una película determinada pasado el tiempo (en el fondo es como hacer una versión de una canción ya hecha) pero copiar una cosa que ya está hecha, ¿para qué? o acaso se trata de una "traducción"en imágenes para el espectador americano...

La peli sueca me encantó y eso que yo no veo cine de miedo (me da miedo) y en cuestión de vampiros me quedé allá por los primeros noventa, cuando leía El pequeño vampiro. Sin embargo esta película me enganchó, la historia me pareció muy bella (sí, bella) y tremenda al mismo tiempo. Creo que merece la pena verla.

Y podría ver la americana, pero no entiendo para qué, si ya he visto la sueca...

Miguel dijo...

Vaya, la primera crítica que leo sobre la versión americana ya dice que es bastante mejor que la sueca. Y además explica por qué, y es bastante convincente. Y también me dice que su director es el director de Cloverfield, un peliculón en toda regla.
http://cinefagos.wordpress.com/2010/10/09/dejame-entrar-let-me-in-el-remake-mejor-que-la-original/

@magapola: precisamente de lo último que tiene pinta es de aprovechar el rollo vampírico. No se parece al modelo quiero-fornicar-pero-me-aguanto de la saga crepúsculo... Puede que en lo que caigamos muchos es en hacernos una idea equivocada por ver un trailer que pretende vendernos un producto como blockbuster cuando no lo es. Para ejemplo mi reciente visionado de Que se mueran los feos: su trailer la hacía parecer divertida y entretenida, y es una pésima película muy aburrida, terríblemente tópica y que sólo ahce reir cuando vicentín entra en escena -y a lo grueso-.
Pero me lío yo solo. Termino: creo que yo también me he equivocado con esto. Me parece que de blockbuster nada.

Magapola dijo...

Jajaja, Miguel, como yo creo que a veces también me lío, ¿te parece que lo dejemos aquí y volvamos cuando la hayamos visto? :)

LAPOR dijo...

ni te cuento la escabechina q se avecina!!!!!!!! un escabeche sin sabor, y eso q el libro -yo no lo he leído- parece ser q es de aguita ya solo con la versión original... así q la cosa se irá rebajando. en fin las versiones están de moda y nosotros perdidos con ello

Miguel dijo...

No he podido resistirme aunque aún no la he visto... la crítica de la nueva versión de mi blog favorito:
http://emperadordeloshelados.wordpress.com/2010/10/25/sangre-inocente/

Magapola dijo...

Pues mira, me apunto el blog.
Pero todavía te espero aquí a que me hagas tú tu crítica cuando la veas, Miguel.