miércoles, 29 de octubre de 2008

Radio PRAHA informa



"El escritor checo Milan Kundera, radicado en Francia, rechazó rotundamente la información publicada este lunes por la revista Respekt, en la que se le acusaba de haber delatado en los años 50 a Miroslav Dvořáček, amigo suyo y activista contrario al régimen comunista. Kundera afirmó que ni siquiera había conocido a Dvořáček y que consideraba la acusación como un ataque a su persona. El militante anticomunista, Miroslav Dvořáček, trabajaba como agente secreto para los Estados Unidos. Tras ser denunciado cumplió 14 años de reclusión en un campo de trabajos forzados."

Supongamos que le acusó y lo admite.

4 comentarios:

Rfa. dijo...

Creo sinceramente que Milan Kundera está siendo víctima de un linchamiento público a deshoras. ¿Qué deberíamos hacer con él, ahora que hemos descubierto que es un señor malo, malo, malo? Yo recomiendo que le obliguen a releer toda su obra, como castigo.

Magapola dijo...

Pues sinceramente, para mí no pasa nada, un acto del pasado que puede ser reprochable no hace a un hombre mal. Como tampoco una buena cción bueno. Pero los linchamientos son así. ¿Releer?

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

A mí es que, si Milan Kundera es un hombre bueno o malo, me parece irrelevante. Como si comía niños. Para mí lo que cuenta es lo que escribe. Si la gente se empeña en ver modelos morales en gente que se limita a hacer bien su trabajo, es otro problema.

Todo esto me recuerda a lo de Gunter Grass, ¿va a sacar algún libro próximamente Kundera?

Besos,

Guille

Superflicka dijo...

A mí me parece excesivo. Cuando Gunter Grass confesó haber sido nazi, no levantó tanto revuelo. Se nota que la gente tiene sus preferencias.