martes, 12 de agosto de 2008

¿Somos unos vagos?

Hubo una época de boom de compra de bicicletas estáticas y no había casa en la que no se reservara una esquinita del salón para ella. A este boom le siguió otro: el de guardarlas en el lugar más recóndito del trastero para no volverlas a ver. Y así es, ya no hay bicicletas estáticas en las casas, ¿a que no? Pero la tecnología avanza y alguien se empeña en que sigamos haciendo deporte en casa. Ahora ha sido Nintendo con la Wii la que ha hecho que en cientos de hogares haya una “tabla de ejercicios” o wii-fit. Pero los tiempos corren deprisa y el boom de la tabla de la Wii ha durado poco y todas las familias intentan esconder bajo el sofá esa tabla tan aburrida que te obliga a levantarte del sofá y a hacer ejercicios físicos. Así lo cuentan en esta noticia: el 60% de los propietarios de Wii Fit, la tabla de ejercicio de Nintendo, la utilizan los primeros días y después la guardan y no la vuelven a utilizar.

Y es que los fabricantes de estas cositas todavía no se han dado cuenta de algo: el ser humano es vago por naturaleza. Y las consolas de videojuegos no hubieran tenido tanto éxito si no consistieran en sentarte en el sofá, con una pizza y cerveza, y solo mover dos dedos, como mucho.

7 comentarios:

NáN dijo...

Creo que eso va de serie. Para seres humanos fisico-activos, hay que pagar sobreprecio.

María a rayas dijo...

bueno...las firman consiguen vender y eso es lo importante...lo que luego los compradores hagan con la dichosa tabla de ejercicios a ellos plin!!

besitos

Soletem dijo...

Jajja!, bien cierto es!!, la verdad... es que para lo caro que es el juguetito como para meterlo bajo el sofá, en fins...

Transeúnte dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo contigo. Nops. No creo que seamos unos vagos. Pero tengo que pensarlo. Para decírtelo bien. Mañana te lo digo.
Besines.

Señor-INA dijo...

mmmm puede ser... pero como dice maria... los de nintendo han conseguido meter la tabla de ejercicios debajo del sofa... en breve sacarán otra cosa, que acabará debajo del sofá... y al final el sofá llegará al techo... pero seguiremos comprando...

mmm en mi casa hay bici y mi señor papa la usa, eso si, yo peque en comprarme un megastep que me dejara los gluteos bien duritos... y por ahí lo tengo, en alguna esquina...

Transeúnte dijo...

Mmmm... si quieres te doy la razón, porque creo que no es cierto pero no tengo argumentos sólidos. No he pensaó. Y me parece muy mal que me tengas abandoná. Que llamaré al Seprona y te meteran una multa... ja!

Rfa. dijo...

Tal y como yo lo veo, el problema de estos artilugios de salón es que son demasiado íntimos. El ejercicio físico tiene un componente exhibicionista que no se puede negar. Se hace ejercicio para estar más guapo y que te miren más, ¿no? Que te miren no sólo cuando has salido de la ducha, sino también cuando estás sudando, en plena faena. De ahí el éxito de los gimnasios y la moda deportiva. ¿Quién se va a gastar 100 euros en unas Nike para dar saltitos en el salón? Sería absurdo.