viernes, 28 de septiembre de 2007

Internet people.

El otro día me encontré este vídeo y estoy bastante impresionado. Se trata del animado homenaje que un tal Dan Meth ha hecho a la nueva cultura pop de Internet. O sea, un tributo a todos esos personajes anónimos que se han hecho famosos por casualidad en youtube. Mi amiga La Petitte Echalotte dice que si reconoces a la mitad de los que salen es que eres un friki, y que si los conoces a todos es que, directamente, no tienes amigos. Estoy totalmente de acuerdo con ella, y eso hace que valore aún más el trabajo de Dan Meth. Su mérito está en haber condensado cinco años de cultura intrascendente en sólo tres minutos de vídeo, para que no haga falta desperdiciar tu vida si quieres estar a la última. Y encima, lo ha hecho con una clase impecable (no en vano le llaman “el bardo de la gente de internet”). Ahora ya no hay excusa para no saber, aunque sólo sea superficialmente, cuáles han sido los mayores fenómenos de la red. En mi caso, no sólo le he seguido la pista a todos los que salen en el vídeo, sino que incluso tengo un favorito. Pero esa es otra historia, y para leerla hay que dar el salto a mitte.

5 comentarios:

nán dijo...

je, jé. Qué poco friki soy. solamente he reconocido a dos

Rachel dijo...

Gracias a nán he aterrizado por aquí.
creo que no llego a la mitad de los personajes pero..... a unos cuántos sí
¿me lo hago mirar? :P


(mi preferido es "la mirada más intensa y aterradora de la red!!!!!!")

Á. Matía dijo...

Al final youtube va a convertirse en una bolsa de empleo...

Al tiempo.

Magapola dijo...

Es un alivio descubrir que no soy tan friki com pensaba: en mi ámbito laboral, por ejemlo, soy la que conoce “cosas raras”.

Walter Kung Fu dijo...

En mi caso, nunca he sido un gran conocedor de estos héroes, ni siquiera seguidor de los vídeos que pululan por la Red, lo cual me hace sentir extraño y ajeno en estos tiempos de ocio (que no cultura) en Internet. Por otro lado, me parecen una versión globalizada de Vídeos de primera, a los que no encuentro mayor interés que la risa fácil. De hecho, me asusta la popularidad de alguno de ellos, como la tal Paris Hilton, y me aterra estar perdiendo este tren.