lunes, 17 de septiembre de 2007

Confieso que se me han puesto los pelos de punta.

No soy muy dado a mostrar en público mis debilidades musicales. En parte, porque casi no las tengo; y en parte, porque me da vergüenza que sepáis cómo ponerme los pelos de punta. Pero hay veces en que me puede el adolescente exhibicionista que llevo dentro y no puedo resistir la tentación de contar qué cosas me hacen feliz. Hoy, por ejemplo, he dado con el trailer de Control, la película que Anton Corbijn ha filmado sobre Ian Curtis, cantante de Joy Division. Y me ha puesto tan contento, me han dado unas ganas tan grandes de ir al cine, que he decidido publicar este post. Lo confieso: Joy Division es, probablemente, uno de los tres o cuatro grupos que más me gustan. Y Anton Corbijn, pese a sus portadas para Bon Jovi, es el fotógrafo que siempre quise ser. Hay mucho de mí en este post, por tanto. Que lo sepáis, morbosos.

6 comentarios:

Rfa. (en su faceta menos optimista) dijo...

En realidad, confieso que las películas sobre grupos de música me suelen aburrir. Siempre son iguales: chicos que tienen un sueño lo hacen realidad y se echan a perder. Sólo las películas de Hombres G se salvan de esta fórmula.

Magapola dijo...

El morbo está en lo que no se cuenta Rfa., así que cuenta... ¡cuenta!

Kay dijo...

Anton Corbijn y sus fotografías de Miles Davis, sí que ponen los pelos de punta.

Besos

n. dijo...

Pues a mí lo que me pasa con Anton Corbijn es que es un tipo de estos en los que me cuesta distinguir el estilo del autoplagio. Con respecto a Joy Division, reconozco su grandeza, pero debo ser un blando porque siempre me han enganchando mucho más el "Unknown pleasures" o el "Substance" que el "Closer", que me da mucha angustia. Y sí, habrá que reivindicar "Sufre mamón", que me cuesta mucho menos tomármela en serio que, por ejemplo, "En la cuerda floja", ese Johnny Cash meets Disney que me enojó un rato.

chicoutimi dijo...

A mi tambien se me acaban de poner los pelos de punta! Y más aún cuando pienso que veré esta película en UK. Quizá yo también saque mi adolescente no tan interior y me vaya a Manchester a verla!
Lo único que me da un poco de pena/rabia/sentimiento similar pero que no puedo concretar es la sensación que tengo de que la película se ha concebido como obra de culto desde su origen. Me gustaría que pudiera llegar a quienes no han oido en su vida hablar de Joy Division o New Order, pero me da que su publico sera un publico convocado a priori. (Algo así como lo que paso con 24h party people.)

Juniper Girl dijo...

Esto para chicoutimi: es inevitable y sobre todo porque Corbjin es el primer fan de la banda y que uno no puede evitar pensar en el video de atmosphere cuando ves el trailer. Y cual creo que es un gran acierto haber hecho la pelicula en blanco y negro.
Saludos y espero ansiosa por control!