viernes, 25 de marzo de 2011

Gotas musicales VII


BEAK>

Warning!, Warning! Dale al link este de la izquierda, hombre, no esperes al final, que no muerde... (y luego vuelve). Se avecinan mogollón de letras, palabras, párrafos, divagaciones… El que avisa no es traidor, pecador. Pecador de la pradera [rrr]. Ecuación sin resolver. Mostrador vacío. Cigarro en boca sin encender. Eventual hilo de aguja. Mosquito contra la pared. Gambitero de viernes. Uniforme cuello de camisa, dale a Leer más y decide si ese caudal que verás a continuación es de tu conveniencia o no. Aceptamos sin torcer el gesto deserciones a mitad de camino.





Dale al play. Es la musík, con tilde en la í.


Bien, ¿qué puedes hacer después de tragarte dos peazo documentales [Style Wars y Exit Through The Gift Shop] en sesión doble a pantalla grande sobre gotelé? -te odio, gotelé-. Pues, en mi caso, buscar información sobre los mismos en la red. Mi insomnio no me derrotará, si no puedes vencerle, únete a él. Y así, pasamos noches que son un primor. A veces se pone pesado, pero nos hemos cogido cariño. Yo te doy, tú me das. Cariño, digo, que en mi santa casa nada de hostias -de los dos tipos- [nótese la paradoja de santificar mi casa y rechazar las obleas], ni ostias (¿cual es cual?, puede que estés pensando en una cuando es la otra, porque generalmente se ve escrita la que no es, incluso te sorprenderías si ves la definición de ostra… digo de ostia sin hache. Yo hice una simple búsqueda en el diccionario de la RAE y mi vida cambió radicalmente -esto último, desde "y mi vida…" es un decir-).

…"divagaciones, divagaciones, divagaciones, ¿no te han explicado que en los blogs cuanto más extenso, más probabilidades hay de que los lectores no sólo no lean tu post sino que ni siquiera lo terminen y además no vuelvan por aquí?…". "¿Quién es usted?", "¿me está hablando a mi?".

Me encanta en la red empezar por Cuenca y terminar en Sebastopol (curiosamente no he estado todavía en ninguna de las dos), puedo pasarme horas. Sí, disfruto de una temporada de horas libres a tutiplén. "¡Eh!, ¡tú!, ¡el del fondo!, no te quejes que probablemente recibas un sueldo al mes, o en su caso la prestación de desempleo". No se puede tener todo en esta vida. Es lo que tiene, esto de la vida, unos días compleja, otros sencilla, otros indescriptible, otros descriptible, interactuable, solitaria, social, suave, áspera, incoherente, lógica, en tierra de nadie, helicoidal, uniforme, circular… "¡divagaciones, divag…!", "¡eeleeee!, ¡ya voy!".

En realidad en esta ocasión empecé en Cuenca y terminé en Albacete, con lo que me podía haber ahorrado el párrafo anterior casi entero. Estos fueron los hechos (resumidos, aunque te parezca que no por las dimensiones de esta chuleta… "¿Cómo?… ah, haces bien en corregirme", chuletón).

Leo información sobre el documental de Banksy, veo que Geoff Barrow fue el supervisor de la música. ¿Y de qué me suena tanto a mi este nombre? Claro, joder, es uno de los componentes de Portishead. Leo en la wikipedia que tiene un proyecto desde 2009, junto a Billy Fuller y Matt Williams, llamado BEAK> (significa pico -de páharo- y también se podría traducir algo así como 'napia' de forma coloquial). Le doy al play en su myspace, porque en el bandcamp, que me gusta más, no fui capaz. En realidad no soporto el myspace con todas esas pantallas en Flash que ralentizan mogollón el cargado de la página, esos chorrocientos mensajes que ni me van ni me vienen, por no hablar de las listas de hordas de "amigos".

Me llevó unos minutos pillarle el punto [aviso, no es de fácil escucha, no es pop, con todos mis respetos para el pop, el cual también consumo]. Pasados esos minutos, noté un cosquilleo, "¡coño!... [moviendo la cara como los perros cuando les raya un sonido y la mueven así, un poco para el lado], ...esto tiene su cosa". Pero destuerzo el gesto y yo a lo mío de link en link leyendo cosas, y tiro porque me toca, dale que dale, todas interesantes (las que no ahí estoy yo para no perder el tiempo salvo deshonrosas excepciones) tales como por ejemplo quién era Joseph Beuys, que dijo un día, "Todo hombre es un artista", y no se quedó tan pancho pues probablemente siguió a lo suyo, que era el arte.

Y yo que, en plena efervescencia insomne en búsqueda de más y más información de lo que se me pusiera por delante, me empiezo a desviar de mis links y mi mente cada vez más y más se va al disco que estaba escuchando, el que nos ocupa, "...esto.. vaya… esto me empieza a sonar cercano a la gloria…". Total, que la atención se me concentró por encima ya de todo en aquella maravillosa e inspiradora música.

Queridos lectores, cortemos el sufrimiento de los más tenaces que han llegado hasta aquí. Al grano oiga. El grano: enorme disco, hay veces que me suena a ochentas, luego a noventas, luego a The Doors (sólo fue un organillo de nada en una pequeña parte de un par de temas, pero es que me vinieron los Doors a mi mente, hombre), luego a Suicide, luego a electrónica, luego a un grupo español de Valencia que a mi me gusta un montón (Polar), luego a Portishead-Third, luego a otras etiquetas que no entiendo. Pero lo más importante, guardando una personalidad propia (sonando a ellos mismos) y amalgamada. ¿No es eso tan difícil? (pregunta retórica, por supuesto).

Me pareció, ya lo he dicho unas líneas antes, inspirador. Esto de inspirador lo pensé mientras lo escuchaba, así que busqué la definición de inspirar en mi tan socorrido widget de la RAE, y entre otras, la que mejor definía lo que me hacía sentir aquella música en ese preciso momento era esta: Infundir o hacer en el ánimo o la mente, ideas, designios. Sólo añadir un par de cosas más. Una, un apunte interesante para los que les interesa también de manera más técnica el embarazo de un hijo que debe ser el trabajarte un disco:
The band have very strict guidelines governing the recording and writing process of their work. The music was recorded live in one room with no overdubs or repair, only using edits to create arrangements. All tracks were written over a twelve-day session in SOA Studio’s, Bristol.

Dos, en mi caso, escucha tras escucha, el disco se hace más y más grande. No me ocurría eso a tamaña escala desde el descubrimiento de The Drift [gotas musicales V]. Y de sopetón, sí, leidis an yentelmen: el Fin. Por fin.


Dale a esta otra canción y disfruta si eres capaz, páharo/a (que además te he puesto las de más fácil escucha).


4 comentarios:

pat dijo...

No se que es mas difícil, no perderse leyéndote o no rallarse escuchando la música. Al final he conseguido encontrarle el puntillo...
Post no apto para todos los públicos ;)

mikto kuai dijo...

Jejeje. Pat, ¿te refieres con el puntillo al post o a la música?… me da a mi que a ambos ;P

¡Yo he avisado! [gesto levantando las manos] :D

LAPOR dijo...

bueno Mikto!!! pues aquí va ota gota .yuhu. pero esta vez es más espesa que nunca, parece de mercurio,jeje. lo que tarda en bajar.. desde luego no es (mnontnto) 'música para los oídos' como lo es Gonçalves por ej pero tiene su cosa, desde luego nadie espera un subidón em el 3'10'' .. y el texto es pletórico, supongo que fruto de esa efervescencia del insomnio. aunque como escuches música tan 'noisy'... no me extraña que no consigas reconciliar el sueñico.. un beso

*por cierto, buen recordatorio el docu de Bansky, me quedé con ganas ganas de verlo,incluso en el cine!!
chao

mikto kuai dijo...

Jaja, me ha gustado eso de la gota de mercurio, Lapor. Me alegra que hayas disfrutado de esa riada de palabras insomnes. Por cierto, si no has visto el otro documental que cito (Style Wars) no lo dejes escapar porque también es magnífico. Besos.