lunes, 28 de junio de 2010

Eternos adolescentes


Dicen que nuestra sociedad es adolescente porque señala con el dedo, pega grititos y se ruboriza ante un beso entre famosas cual quinceañero que se ríe cuando su profe de biología pronuncia la palabra pene o quinceañera que mira a otro lado avergonzada cuando en clase de educación sexual le hablan de masturbación femenina.

Dicen que es porque las relaciones entre lesbianas no están asimiladas en la sociedad y crean morbo y escándalo, al contrario que las relaciones entre hombres, y no digamos entre heterosexuales.

Pues no sé si será así, dejadme que lo dude, al menos en el plano del famoseo. Yo creo que esta sociedad tiene muchos prejuicios sexuales en general y la televisión y los medios no hacen más que aprovecharse de ellos. También éramos adolescentes cuando a Sabrina se le vio un pezón en un actuación del 1, 2, 3…, pero también 20 años después a Terelu se le escapó una teta en Mira Quién Baila o Boris izaguierre se bajó los pantalones en Crónicas Marcianas.

También nos escandalizaríamos si Sandra Bullock en vez de darle un beso a Scalertte Johansson se lo hubiera dado a Brad Pitt. ¿O no? Serían portada en todos los medios con grandes titulares y todo el mundo se preguntaría si son pareja, si tienen algún rollo, etc. . Y eso, lo que piensa la gente de un beso u otro, y no el beso. Esa es la diferencia. Con el beso que la Bullock dio a Scarlett nadie pensó que pudiera haber tras ello una relación secreta. Porque un beso lésbico, como tanto les gusta decir a los medios, sólo sirve para dar morbo. ¿Una relación entre tías? Bah, eso sólo es para provocar morbo, nada más. Nada más allá.

El morbo es lo que crea lo prohibido, lo peligroso, y está prohibido o es peligroso que una mujer heterosexual pueda desear sin amor a los hombres y es peligroso que una mujer pueda encontar placer sexual fuera de los hombres.

Somos más simples de lo que nos pensamos.

6 comentarios:

Hormiga dijo...

en el pais dominical de esta semana habia un reportaje interesante acerca del tema.

Magapola dijo...

De él sale el título de la entrda, Hormiga, y lo he enlazado, al principio. Lo dejo aquí de todas formas.

Hormiga dijo...

ah ok, no me di cuenta

June Fernández dijo...

¡Qué bueno ver que algo que escribes he tenido el lujo de comentarlo contigo en persona! Pues como te decía, yo creo que esas expresiones lésbicas, lejos de normalizar, hacen digeribles algunas cosas pero siguen perpetuando el heterosexismo. Por lo que tú dices: el beso entre dos mujeres es inofensivo porque se percibe como escenificado para el deleite masculino. Bien podrían los medios dejarse de tanta tontería adolescente y mostrar personas, relaciones y deseos diversos.

Magapola dijo...

Hormiga, June, ¡¡¡¡esto sí que es noticia!!!!

Nusa dijo...

Hola, Magapola: Interesantes reflexiones que me gan hecho pensar mucho.

¿Puede ser que la aceptación de la diversidad afectivo-sexual y del placer sexual en la mujer (¡Dios mío, cómo puede ser careciendo de falo!)cuestione los cimientos de la sociedad androcéntrica y heterosexista en que vivimos?.

¿Puede ser que el hecho de que las mujeres somos mayoría en ella sea la razón por la cual se prohíben, ridiculizan y banalizan nuestras acciones y relaciones?