martes, 20 de abril de 2010

City of Life and Death

No sabía nada de la guerra chino-japonesa y menos de la llamada masacre de Nanking. Algunos lo llaman el incidente de Nanking a lo que viene siendo el suceso más controvertido entre la diplomacia japonesa y china. La película no tiene ambigüedades: fue una masacre, y además de principio a fin, porque Lu Chuan, su director, no te deja ni un minuto de respiro. No hay ni un momento de paz en el que se pueda ver a los personajes fuera del horror. Todo, hasta cuando una mujer enseña a mover las manos y a cantar al estilo chino a unos niños es de una tensión indescriptible. La cámara te sumerge en medio de la que fue capital de China, a pie de calle, a vista de fusil, a la altura de un niño o de un general. No tienes escapatoria, has entrado en la sala, has ocupado tu butaca. Prepárate.

No suelo recomendar a nadie que vaya a ver películas crudas, por mucho que me gusten y, como le ocurre a Ciudad de vida y muerte, por muy bien que esté y por muy merecida que tenga la Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián 2009. Pero voy a hacer una excepción. Id a verla ya. Eso sí, en versión original, por favor.

Mi escena favorita: la danza japonesa de la victoria.

5 comentarios:

la abuela bloguera dijo...

ESPERO QUE SEA EN 3D!! ¿NO?

Magapola dijo...

Jajaja..., pues no.

Walter Kung Fu dijo...

Me muero por ver esta película. Y ahora más...

Radmains dijo...

Pues me has convencido. Intentaré bajármela porque lo de verla en el cine lo encuentro más complicado

mikto kuai dijo...

La acabo de ver. Devastadora. De esas que no se olvidan. Qué raza esta la humana, tan contradictoria.