lunes, 22 de marzo de 2010

Eyjafjallajokull

No, no se me he vuelto loca tecleando el título del post. Esa sucesión de letras es una palabra que existe, la dicen y muy bien pronunciada en Islandia. Es muy gracioso porque en la Wikipedia pone que se pronuncia así: [ˈɛɪjaˌfjatlaˌjœkʏtl̥], como si eso sirviera de algo.

Y es que Eyjafjallajokull está de moda en Islandia porque bajo el glacial que lleva tan llamativo nombre entró en erupción ayer mismo un volcán (cuyo nombre no he conseguido averiguar pero me muero por saberlo). Si ya es evocadora la imagen de una gota de sangre en la nieve, la de lava ardiendo saliendo de las entrañas a la superficie de una tierra helada debe ser más que fascinante.

Pero este acontecimiento no deja de ser una castástrofe natural, ya que cientos de lugareños temen un futuro ceniciento ante el peligro de deshielo que provoque devastadoras inundaciones. ¿No os da la sensación de que últimamente la Tierra se mueve mucho?

4 comentarios:

Rfa. dijo...

Cuando alguien escribe sobre palabras raras yo siempre me acuerdo de una de mis favoritas: "guebrídguma". Creo que no significa nada, pero Javier Marías la utiliza en varias de sus novelas para describir el frecuente fenómeno del cofolleteo. Entre los gebrídgumas del mundo existe un vínculo sexual e infinito, inabarcable e imposible de acotar, que surge a partir del sexo compartido. Si dos personas se acuestan con un tercer individuo, aunque esas dos personas nunca se hayan visto en sus vidas ya tienen algo en común. Eso les convierte en gebrídgumas. Es curioso, ¿verdad?

Maine dijo...

Y a quién le importan los lugareños y sus casas ante tal espectáculo, fuego brotando de la nieve.

PD: Me has copiado la idea para el post ¬¬

NáN dijo...

A los de Eyjafjallajokull de Abajo, les importa. Déjelos quejarse, que una inundación de nieve hielo no debe ser nada graciosa.

Magapola dijo...

Qué curioso quedaría decir "un volcán inundó mi casa".