miércoles, 4 de noviembre de 2009

Dibujitos animaditos


Si Vicente Molina Foix el 18 de septiembre de 2009 en su artículo Dibujos animados comenta lo siguiente:

El cincuentenario de la aparición de Astérix ha sido este año mucho más conmemorado que el de la muerte, un 23 de junio de 1959, de Boris Vian, o el centenario del nacimiento de Ionesco, mientras que se nos recuerda, en sesudos artículos colocados en las páginas centrales de los suplementos de libros de los periódicos nacionales no la primera edición de Lolita de Nabokov (también en 1959) sino que Tintín cumple 80 años. Proliferan los cursos, semanas, exposiciones en los museos y simposios también dedicados al cómic, y todo coronado por la disparatada instauración, hace más de un año, del premio Nacional de Cómic, con el que nuestro Ministerio de Cultura enaltece al dibujante de monigotes con la misma dignidad (y el mismo dinero) que otorga al mejor novelista, poeta o ensayista del año.

Yo, y muchos (por ejemplo Álvaro Pons y Antonio Altarriba), sacamos las siguientes conclusiones a cerca de lo que Vicente Molina Foix considera sobre el mundo del cómic:

1. Un dibujo de cómic, sea cual sea, es un monigote.
2. Un autor de cómics no merece ser reconocido con la misma dignidad (¡muy fuerte!) que otro tipo de autor de libros.
3. Un autor de cómic, además de menos dignidad, debe recibir menos dinero por su arte.

El lunes día 2 de este mes y año, mes y medio más tarde, este escritor metido a cineasta dice haberse disculpado ante las miles de respuestas hacia su más que polémico artículo, con la sigueinte contrarréplica (pincha en leer más):

No quise herir con ‘Dibujos animados', sino polemizar, y por eso pido perdón, no por tener las ideas que tengo en este particular sino por haberlas formulado de manera que el artículo pudiese parecer, más que una protesta, un afrenta

De lo que yo saco las siguientes conclusiones:

1. Sigue pensando que un dibujo de cómic, sea cual sea, es un monigote, al no decir lo contrario. Y eso polemiza, pero también hiere.
2. Sigue pensando que un autor de cómics no merece ser reconocido con la misma dignidad (¡muy fuerte!) que otro tipo de autor de libros. Y eso polemiza, pero también hiere.
3. Sigue pensando que un autor de cómic, además de menos dignidad, debe recibir menos dinero por su arte. Y eso polemiza, pero también hiere.

¿Y vosotros?

5 comentarios:

Superflicka dijo...

Este señor es un energúmeno. Para empezar, nadie, nunca, va a celebrar el centenario de su muerte, ni de su nacimiento, no de nada suyo. La única manera que tiene de hacerse notar es escribiendo artículos como éste (no es la primera vez que desata una polémica, me acuerdo yo de una hace un tiempo sobre la ley para las mujeres maltratadas). En segundo lugar, este señor parece ser de los que creen que hay baja cultura y alta cultura. Pues bien: lo que él hace estaría más bien en la primera categoría; y por supuesto no llega ni a los pies de grandes obras de arte como Persépolis, María y yo o muchos (muchísimos) otros "monigotes".

Sólo digo: con su pan se lo coma.

NáN dijo...

Este señor es un imbécil. Y punto pelota.

Pero Superflicka, soy de los que creo que sí existe la baja y la alta cultura. La primera se encierra en sí misma, la segunda recoge de todas partes y lo vierte a todos. Puede ser críptica o no: no la dicta el éxito del mercado. Pero está destinada a todos.

¿No es alta cultura la poesía de Vázquez Montalbán, basada tantas veces en la copla que mamó desde niño?

dintel dijo...

A veces al decir, no se es consciente de lo que no se dice, pero se está diciendo realmente.

A filla do mar dijo...

Estooo.

Pues manda carallo lo de este nacho, no?

EStá claro que cada cual puede opinar lo que quiera. Así que yo opino que este señor es un poquito cenutrio (porque estoy generosa, hoy).

Portorosa dijo...

Es que, en mi opinión, Asterix es mucho más importante que Boris Vian.

Besos.