jueves, 8 de enero de 2009

Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida

Parece ser que los ateos están por la labor de hacerse notar y la verdad es que cada vez conozco a más gente que manifiesta abiertamente que es atea. Hasta ahora lo que más se llevaba era el ser agnóstico, porque en realidad pocos eran teísta. No sé si es que antes a la gente le daba cosa decir que no creía en dios, como si eso fuera deshumanizador o qué, pero la verdad es que lo deshumanizador en estos momentos es pensar que Dios dice que la píldora anticonceptiva de la mujer crea infertilidad en el hombre y se opone a la criminalización de la homosexualidad.

Surge ahora una campaña con el título Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida, que aparecerá inserta en los autobuses, y los teístas no han tardado en poner el grito en el cielo (cada uno en el suyo, claro).

13 comentarios:

Walter Kung Fu dijo...

Ayer escuché esta noticia en la tele y me hizo gracia que Los Otros (esto es, los católicos) se hayan adelantado en Madrid anunciándose ya en una línea de autobús, en la 474 o algo así.

NáN dijo...

Querida Magapola, haces bien en sacar estos temas porque son complicados. Mis líneas de pensamiento, tan contradictoria ellas, son:

1) Que determinada cerveza sea "probablemente" la mejor del mundo, me la sinsunfla, porque soy más de Rioja y Ribera del Duero.

2) La probable existencia de dios, en la que no creo, me la sinsunfla igual o más, porque alguna cervecita siempre cae y mi Mahou que no me la toquen.

3) A los creyentes, que deberían estar tan a gustito con sus creencias, como son unos pesaos y unos inseguros no se la sinsunfla que a mí me la sinsunfle, de lo que se deriva toda una serie de represiones sufridas en mis carnecitas blandas y tiernas y luego en la lucha que emprenden contra todo lo que a mí me parece bien. (los creyentes no me sinsunflan)

CONCLUSIÓN: dios me la sinsunfla pero los creyentes en Dios que me quieren cambiar la vida me crispan.

Con lo tranquilo que soy, joder.

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Esta es una campaña que viene de Inglaterra, al menos, y que ya apareció en un artículo de "El Mundo" o "El País". Lo recuerdo porque un alumno de la EOI me vino con el recorte y lo leí muy interesado.

En aquel artículo venían los propósitos de los organizadores de la campaña y la reacción de la iglesia anglicana -básicamente y como buenos ingleses, pasaban de todo y hasta les hacía gracia-.

A mí me sugirió bastantes ideas contradictorias. Si se inventó el concepto de Dios fue precisamente para evitar preocupaciones. Dios te cuida. Dios decide por ti. Déjate llevar por Dios. Las preocupaciones de verdad, las individuales, las que surgen a partir del siglo XVIII, son las que tienen que ver con la idea de que Dios no exista.

Eso atormentaba a Dostoievski, a Unamuno... ¡Si Dios no existe, todo está permitido! Es curioso por tanto el eslógan elegido y terriblemente equivocado, me parece. La religión no debería ser algo agónico, sino de alivio. Ese mismo eslogan lo podría utilizar cualquier teísta -lo han utilizado durante siglos, siguen haciéndolo-: Deja de preocuparte y goza de tu vida, es decir, haznos caso a nosotros. Dios te lo agradecerá.

Nosotros, los agónicos ateos y agnósticos no necesitamos campañas en autobuses para disfrutar. Nos basta con los ansiolíticos.

Señor-ina dijo...

Yo me pregunto... por qué gastar tanto dinero en ese señor de allá arriba, onmipresente que goza de todo lo que quiere gozar... que más de que exista o que no... si existe es feliz manipulándonos a su manera, en plan niño montando el mundo de playmobil y si no existe pues precupémonos de nuestra diminuta existencia no? que mania de manipular las creencias del de al lado... si yo creo pues bien y si no creo pues también... ayss... aun así la campaña atea me ha hecho mucha gracia jajaja

Maine dijo...

Pues a mí, si te digo la verdad, tal afirmación, lejos de tranquilizarme, me inquieta, pero será porque siempre he sido más del dios de los aristotélicos, que no tiene nada que ver (o muy poco) con el de los fanáticos católicos (que no cristianos).

Mejor ser politeísta, en todo caso. O Madonniana.

:D

ese dijo...

Personalmente pienso que es una campaña publicitaria que en poco tiempo se desvelará.

Cerveza que no engorda, casas rurales de alterne con derecho a henar privado, Spa Centers eróticos con masajistas ciegos, preservativos con sabor a bombón de licor... vamos, cualquier consumible que pueda hacernos un poco más placentera la vida sin temor a las consecuencias.

Para mi gusto la campaña resultará un tanto light.
En lugar de utilizar los autobuses urbanos tendrían que haber escogido una flota de coches fúnebres.

sintomático dijo...

Creo que los del anuncio en el autobús no han sido católicos, sino evangelistas.

Pienso en los católicos, los judíos, los musulmanes que viven, disfrutan, gozan y sacan lo mejor de la vida igual que los ateos, con los ateos y entre los ateos.

Me aburren los que (de un lado y otro) no paran de molestarse entre ellos, insultarse o reclamarse derechos.

Se puede ser existencialista, vitalista y católico. Incluso se puede ser darwinista y católico. Si se se puede ser buen escritor o cineasta y católico, también se puede ser una persona encantadora y católica.

Vaya, ¡deberíamos borrar del mapa los puñeteros apellidos ideológicos (católico, ateo, agnóstico, ecologista, feminista...)!

dintel dijo...

He visto las noticias que hablaban sobre el tema, se ve que ya ha llegado aquí.

chus dijo...

Lo que es seguro es que Dios no está en todas partes. En Gaza, fijo que no.

Magapola dijo...

Parece que se confirma que las líneas de autobusesque llevarán la publicidad pro-ateísmo serán en Madrid la 3 y la 14. También recojo las declaraciones de un "ofendido", Enrique Miret Magdalena, por que algunos pensemos que Dios no existe: "lo único que sabemos es que existen razones que avalan el que debe existir algo superior a nosotros, pero no se puede decir de ninguna manera que no exista nada", que será muy teólogo pero arece qu eno capta el ateísmo,y es que algo superior no significa Dios en el sentido de ser juzgador que va condenarte por ponerte un condón en vez de dejar de follar, como según el Papa hace su dios. Por supuesto que la naturaleza es algo ya de por sí más grande que nosotro, superior, puesto que sólo sómos una parte de ella, ¿o no?

NáN dijo...

vamos a ver, no creo que pase ná de ná. Unos tipos están hasta el gorro de haber sido agredidos por las religiones (creo que están algo relacionadas con dios) y por primera vez quieren agruparse. ¡Mal hecho! (en mi opinión).

Pues hale, que se agrupen, hagan sus cuestaciones y anuncien lo que quieran. ¿no?

¿Por qué cualquier parida de los poderes sempiternos no se discute y si no es de ellos sí?

Es que a los librepensantes nos siguen tratando como a "nuevos ricos".

A mí me hace gracia... pero no tanta como para coger esos autobuses si no es la línea que busco. En cambio, ya he oído a un señor muy fino de Barcelona que ha asegurado que los dejará pasar. (esto me hace mucha más gracia todavía).

¿De qué estaba hablando? ¡Me cago en dios, se me ha olvidado!

¡Jo-jo-joder! Olvidad todo lo que he dicho. Existe, existe y es un cachondo: la palabra verificadora es...
nanuff

Magapola dijo...

Si alguien quiere formar una familia diferente a ellos: ¡ofensa!, si alguien quiere follar de manera diferente a ellos: ¡ofensa! Pero eso sólo eran casos aislados, realmente si alguien cree en un estilo de vida diferente a ellos, como en disfrutarla sin pensar en un Dios, ¡ofensa! ¿Se puede saber si cuando voy a cagar también les ofendo?

NáN dijo...

No les des ideas, Magapola, que son unos ofendicas. Cuando estuve en el Seminario (¡Sí! ¡Yo! ¡¿Que pasa?!), en una fría zona montañosa, teníamos que dormir con los brazos fuera porque meterlos dentro "ofendía a Dios". ¿En qué estarían pensando, los muy guarretes?