viernes, 5 de diciembre de 2008

Pastafarismo

Os presento al Nuevo Dios de los seres humanos, se llama Pastafaris y desde ahora lo adoraréis y veneraréis como vuestro creador.

¡Orad conmigo!

Oh Tallarines que están en los cielos gourmets
Santificada sea tu harina
Venga a nosotros tus nutrientes
Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos
Danos hoy nuestras albóndigas de cada día
y perdona nuestras gulas
así como nosotros perdonamos a los que no te comen.
No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de vos)
y líbranos del hambre...
RAmén.

¡Oh, MEV, ten piedad de nosotros pobre pecadores comedores de pasta a la carbonara!

Argumento ontológico del MEV:

Premisa 1: el Monstruo de Espagueti Volador es un ser que tiene toda perfección.
Premisa 2: la existencia es parte de la perfección.
Conclusión: por lo tanto el Monstruo de Espagueti Volador existe.

Si este argumento no te ha convencido todavía, lee más y te convencerás, ¡bloguero de poca fe!


Premisa 3: como no hay una explicación científica que pueda elucidar la causa del origen del universo, esta causa debe ser sobrenatural, o sea el universo fue creado por un dios.
Conclusión 2: por lo tanto, un dios existe (o no).

Premisa 4: los dioses siempre han creado a los humanos a su propia imagen y semejanza.
Premisa 5: el cerebro de los humanos parece una fuente de espaguetis.
Conclusión 3: por lo tanto, el Monstruo de Espagueti Volador es el único Dios verdadero.

6 comentarios:

Rfa. dijo...

Ja, ja, ja. El año pasado me planteé entrar en el pastafarismo, Magapola, pero al final me eché atrás. Prefiero los tortellinis y las espirales. Además, siempre he sentido una aversión visceral hacia las albóndigas, que me parecen la sublimación esférica del desperdicio cárnico. ¡Me quedo con Cristo y Rouco Varela!

Magapola dijo...

Si les sigues a ello, Rafa, tienes asegurado su infierno, ahahahahaha! Si sigues a MEV te esepra un cielo lleno de cerveza (también la hay alemana de trigo).

Miguel dijo...

Rfa., hay que desconfiar de las albóndigas cuando están hechas fuera de casa. Una buena albóndiga hecha por tí o por un carnicero de confianza es el summun de los carnívoros. Eso por no hablar de las famosas pelotas, gloria bendita.

Respecto al pastafarismo, ponerme tontico y aclarar que el dios no es el pastafari, sino el Flying spaghetti monster, el monstruo espaghetti volador (Usas las inciales y pones el enlace, pero no dices qué son). Y claro, aclarar que no se trata de otra cosa que de una broma genial para criticar el creacionismo y cualquier forma radical de religión desde un punto de vista científico.

Kay dijo...

Ostras que existe de verdad el Pastafarismo...creía que estabas de coña ¡Alucinante!

NáN dijo...

No es alucinante, Kay: como en las escuelas estadounidense se enseñaba el "creacionismo", el mundo creado por Dios, preferentemente a lo que sabemos científicamente de la creación del mundo, un tipo tuvo la idea genial de inventarse un dios hecho de espaguetis. Tendría que enseñarse en esas escuelas.

Como dice Miguel, me parece una broma genial.

LA DESGRACIÁ dijo...

Estás fatal!!!!

(Y que lo diga yo...es grave)

Besus