domingo, 19 de octubre de 2008

La (cruda) intimidad de Annie Leibovitz.

Annie Leibovitz fue, durante mi adolescencia, una de las fotógrafas que más admiración me despertaba. En aquella época su gran hallazgo había sido conseguir que los famosos posasen para ella disfrazados de sí mismos. Una habilidad tan rentable que, como ya conté en un artículo de mitte, al final la Leibovitz acabó forrándose y convirtiéndose en un personaje más importante que sus propios modelos. Tan, tan, tan importante que la National Portrait Gallery de Londres acaba de inaugurar una exposición con su trabajo. Allí están todas sus fotos, desde la de Demi Moore embarazada hasta la de George Bush con sus consejeros. Pero si yo me comprase un billete a Londres no sería para ver estas imágenes, sino para ver las fotos que Annie Leibovitz le hizo a su amante de toda la vida, Susan Sontag. Sí, amigos, así es: la fotógrafa que se hizo rica inventando máscaras para las celebridades de turno, al final terminó quitándose la suya. ¡Y de qué manera! En la National Portrait Gallery no sólo han colgado fotos como ésta, donde Leibovitz pilló a su novia Sontag relajaándose tranquilamente, sino otras como la que podéis ver si pincháis en "leer más", con Sontag a punto de morir de cáncer. Esta falta de tapujos a la hora de retratar (y mostrar) la intimidad menos agradable de uno mismo me llena de respeto. Si a vosotros también os impresiona, no dejéis de echar un ojo a la serie que he publicado en mitte (aquí, aquí y aquí).


4 comentarios:

dintel dijo...

No la conocía.

Magapola dijo...

Todas la fotos que conozco de Susan Sotang son de Annie Leibovitz, pero no sé si me gustaría verla cuando su enfermedad, como la segunda foto, me parece de una intimidad intimidable.

Rfa. dijo...

Precisamente hoy sale un artículo sobre el tema en el periódico. Me ha llamado la atención cómo se define la Leibovitz. Cito textualmente del texto publicado hoy: "una artista conceptual que utiliza -subraya el verbo- la fotografía". Resulta paradójico que diga esto alguien que, en el mismo artículo, dice estar harta de firmar portadas para vender más revistas.

Walter Kung Fu dijo...

Rfa., parece que te has vuelto a adelantar a los medios.