miércoles, 7 de octubre de 2009

“Vamos a mostrar a mujeres fantásticas”

Es lo que parece estar repitiendo sin cesar la jefa de redacción de la revista alemana Brigitte. Esta revista ha decidido que ya no va a mostrar a modelos escuálidas, sino a la mujer urbanita, la mujer común. Pero vamos, lo que ellos piensan por mujer común que ahora marca tendencia es el tipo Carla Bruni. ¿Alguien lo entiende? Porque según ellos las que ahora crean tendencia no son las modelos, sino las primeras damas, tipo la francesa e incluso Michelle Obama.

Y es que la guerra contra la anorexia parece ser la guerra contra las pobres modelos. La industria de la moda quiere lavar conciencia, pero a mi parecer de un modo poco honesto. Quiero decir que ahora parecen ser ellos los que van a salvar a la “mujer normal” de las modelos huesudas y lánguidas. Ni que les obligara nadie a ponerlas en las portadas de sus revistas. Es más, ¡ellos han estado exigiendo que las modelos fueran así! ¿Salvadores? ¡Venga hombre!

4 comentarios:

Aroa dijo...

Acabo de ver en el telediario una pasarela de Paris y, la verdad, eran esqueletos caminando. Y como decía el jocoso sin gracia Piqueras: y eso que la tele engorda.

LAPOR dijo...

efectivamete,es la historia de siempre: no hay por dónde pilarla.
he estado un poco desaparecida, liada buscando piso pero ya estoy más por aquí. besosssss

NáN dijo...

¿Encontraste algo decente, Lapor?

La historia de los supermodernos supervendedores es la historia de la falta de imaginación y la rueda de los hamsters.

Pasó lo mismo con los yogures. Yo tomaba unos yogures Danone maravillosos que comprábamos en la farmacia (sí, más lo siento yo, soy tan mayor). Después, empezaron con la historia de los sabores, los tropezones, las gilipolleces, que iban cambiando de una en una, encareciendo el producto porque, claro, no eran solo yogures sino algo más. De pronto, ¡jopete el del copete!, sacan como novedad los yogures en cristal, bastante parecidos a los de farmacia... más caros que los de tropezones, porque ahora es yogur auténtico. Pronto, serán de cristal, auénticos, pero con tropezones, algo más caros.

Pues con las modelos, igualico que el defunto su agüelico. Ahora apuestan por las de "tropezones" (tetas y caderas y carnecilla). Como si no hubieran sido ellos los de las huesitos.

En fin, peor es ser somalí, defender tus aguas y que te detengan por pirata.

dintel dijo...

Ay... ¿saldré en portada? Y yo con estos pelos.
(Tampoco veo muy normal a la de la portada).