miércoles, 26 de diciembre de 2007

Lunes con secreto... aunque hoy es miércoles

Por la cafetería cruza el buitre
de los horarios laborales,
entre tazas, tostadas y periódicos
Se discuten las últimas noticias,
y el hombre del secreto
se sumerge en el túnel de una nueva semana.
Deshoja el bienestar de su café,
sonríe a quien le mira, se consuela,
porque tiene un secreto.


Lunes con secreto. Luis García Montero. Completamente viernes.

5 comentarios:

NáN dijo...

Ojalá seas tú el hombre del secreto en este lunes que es miércoles.

Hada Gris dijo...

Mi comentario iba a ser tan parecido al de Nán que creo que me limitaré a mandarte un beso.

Anadja dijo...

Todo es más fácil cuando se tiene un secreto que permita mirar con serena indulgencia los insignificantes aconteceres cotidianos.

Mejor los lunes con secreto que los tiempos de habitaciones separadas, desde luego.

Anónimo dijo...

Ayer, ese miércoles tan lunes, me ha deparado más secretos de los que pensaba...

NáN dijo...

En secreto el miércoles fue aquel lunes
que las luces se descolgaron de las lámparas
para ocultarse en un cajón.
Guardaba todavía la manzana intacta
con sus corazones como pepitas.
(Nada sabremos los que ya dormimos tanto,
pero yo soñé una luz que salió de un cajón
abierto en la madrugada:
los secretos pueden soñarse a veces como bolas de luz
arrebatadamente irreconocibles tropezando en las calles).