martes, 24 de junio de 2008

Semana II Aniversario Sindrogámico. Rfa.

Me piden que publique un post sobre el segundo aniversario de Sindrogámico y no me lo pienso dos veces: agarro la cámara, me coloco delante de un espejo y... ¡click! Éste soy yo después de dos años. ¿Tan viejo? Sí: para mí un blog es tanto una máquina de hacer arrugas como un instrumento para contarlas. Las arrugas me salen, sobre todo, porque cometo el error de querer convertir este proyecto (que sólo debería ser un hobby) en algo mucho más trascendente. Y claro, al final me llevo unos desengaños tremendos. Menos mal que, como dije, el blog también ayuda a contar arrugas y a hacer que sean más llevaderas. Yo soy de los que piensa que esto es una versión moderna de los diarios de antaño, un espejo donde te miras y te confiesas hasta cuando estás escribiendo sobre el asunto más baladí. Por eso me gusta tanto esta foto, porque salgo tan viejo y tan sabio como me he vuelto gracias a vosotros. Luego, en segundo lugar, me gusta porque salgo con la cámara. Por mucho que disfrute escribiendo, mis fotos son siempre infinitamente más importantes para mí que cualquiera de mis palabras. Hay gente que se deja la piel escribiendo canciones; yo me la dejo haciendo fotos. Por desgracia Sindrogámico no es el lugar ideal para colgarlas, pero da igual: para eso ya tengo otros proyectos más personales como mitte y eleganTe chaflán. Lo importante de verdad es el tercer motivo por el cual éste me parece un autorretrato apropiado. ¿Adivináis cuál es? Que estoy sonriendo. Sí, queridos míos: a pesar de las arrugas y del paso del tiempo, Sindrogámico me sigue ilusionando como a un niño. ¡Que vengan muchos más aniversarios!

9 comentarios:

sintomático dijo...

¡Espectacular comienzo de 2º aniversario, Rfa.! Me ahorro la tarea de buscarte parecidos razonables con personajes míticos y celebro tu sonrisa escribiendo con otra.

Por cierto, me encantaría poder asistir a la reunión sindrogámica que propuso Magapola, pero será complicado. Enhorabuena otra vez.

NáN dijo...

Una sonrisa de pillín.

Walter Kung Fu dijo...

Rfa., parece que este año ha sido más difícil que el anterior, no hay duda, tenemos más arrugas y todos hemos repetido los mismos errores. En cualquier caso, quisiera aprovechar la ocasión de reivindicar el espíritu de discusión y de libertad con el que nació y vive afortunadamente este blog. Lo de colaborativo me lo guardo para otra ocasión.

rinconete dijo...

Felicitaciones amigo rfa. Como de costumbre la foto es excelente aunque, para ser absolutamente sincero, tardé en reconocerte. Culpa del sombrero, sin duda.

Un abrazo para todos los sindrogámicos de un elegante chanflanero.

chicoutimi dijo...

Qué grande!
Veo que estos dos años, además de arrugas, también te ha salido una tupidísima barba. Sindrogámico lo puede todo!

mikto kuai dijo...

Cumplo casi un año fuera de Madrid (dios, cómo pasa el tiempo [modo viejuno OFF]) y estoy que ya no te reconozco Rfa., voy a tener que ir a esa fiesta aniversario para ponerme al día ;)

Magapola dijo...

Si yo me hiciera una foto delante del espejo saldría una adolescente pecosa con la lengua fuera lamiéndose los restos de un helado de fresa y nata. No me considero sabia en el mundo blog como Rfa., yo lo considero todavía un patio del recreo, para mí es diversión.

Anónimo dijo...

A este ritmo el año que viene no escribes para el III aniversario o lo haces desde otros mundos que no son la blogoesfera... o sea que de repente, por arte de birlibirloque, en un año has envejecido treinta años, se te han achinado los ojos, te ha crecido una barba a lo papá noel y luces cual gnomo de jardín inglés, y dices que te has vuelto más sabio... qué locura. Un abracín.

June Fernández dijo...

Qué bueno, Rfa. El otro día mi compañero me dijo: "¿Te das cuenta de que tus nietas y nietos leerán lo que ahora escribes en el blog, porno incluido?" ¿No os parece inquietante? Los diarios te dan un espejo de ti misma en otras épocas que te puede gustar más o menos pero está bien escondido en el cajón...